Opinión: Así sí.


Adiós al E.T. peludo azul

Al igual que Thanos, el tema de hoy era inevitable: El rediseño de Sonic para la nueva película. La “bestia de los dientes humanoides” volvió a su planeta cual perro Poochie, y ahora por fin volvemos a tener una película de Sonic en el horizonte. Y ojo, porque parecen haber cambiado más cosas además del aspecto de Sonic, aunque de esos cambios probablemente aun tardaremos en enterarnos.

Poco a poco la teoría de la conspiración se desvanece, especialmente tras lo que dijo Tyson Hesse al respecto. Si bien todavía queda el remanente de que se sabe que en Paramount eran plenamente conscientes de que el diseño que vimos en el primer tráiler no iba a gustar, pues así se lo había hecho saber todo aquel que lo había visto (empezando por la propia Sega). Esto nos lleva a preguntarnos por qué decidieron seguir adelante con él, pero en cualquier caso, la reacción masiva del público ante el primer tráiler clamaba justicia para el erizo, y hubiese algo detrás o no, había que hacer cambios.

Y se han hecho, vaya si se han hecho. O al menos así se intuye con este nuevo tráiler, pues todavía habrá que ver la película entera para evaluar convenientemente. Pero lo que ya es un hecho es que Sonic luce un aspecto muchísimo mejor, y sin tener que ser necesariamente igual que el de los juegos, basta con que ahora resulte como mínimo agradable a la vista.

“¿Miau?”

Está bien que la película tenga “su propio Sonic”, y más tratándose de imagen real. Pero eso no justificaba que el diseño anterior fuese tan monstruosamente feo, una fuente de memes y burlas que le habría hecho flaco favor a la imagen de la franquicia. Este nuevo diseño será capaz por si solo de vender millones de peluches, pues no serán pocos los que querrán achuchar a ese adorable (y gamberro) bichito azul de la pantalla.

Además ahora tenemos un diseño mucho más acorde con lo que parece ser el resto de la película, donde parecen haberse tomado referencias de todas las épocas del erizo. Desde el estilo “Bart Simpson” de los 90 con su toque bobalicón a lo “Sega of America”, al Sonic capaz de darlo todo por sus amigos de la era moderna, sin olvidarnos del Sonic bromista de Sonic Boom.

En este nuevo diseño también vemos una mezcla de conceptos acorde con esta combinación que forma su personalidad, así por ejemplo nos encontramos un Sonic de color azul claro y más rechoncho/cabezón como el clásico, pero con los ojos verdes y verborrea del moderno. Sumémosle a esto las púas despeinadas y menos “plásticas” junto con los brazos azules de Sonic Boom y voila, ya tenemos al Sonic ideal para una película que algunos llevamos casi 30 años esperando.

Como lo del Ecce Homo pero al revés.

Y todo esto añadiendo además elementos propios para identificarlo con la película, como los ojos separados, que por cierto debo decir que no le quedan nada mal. De hecho siempre me he preguntado cómo no se hizo esto ya cuando se le rediseñó para Sonic Adventure, porque si bien los “ojos unidos” podían quedar bien en diseños 2D, en 3D queda cuanto menos extraño. Además, Sonic es de los pocos personajes “uniojo” dentro de su propio universo, ya que por ejemplo Tails o Knuckles siempre los tuvieron separados.

Esta separación de ojos más sutil encaja bien con el diseño habitual del personaje, y evita la grima que daría pensar en un Sonic realista con un único globo ocular con dos pupilas. Esto parece ser algo que siempre tuvieron claro en Paramount, pero claro, ahora está bien hecho, y no como antes cuando Sonic tenía los ojos demasiados pequeños y separados.

Prácticamente lo único que queda del diseño original son esto ojos divididos (con muchísimo más acierto), y las púas individuales de aspecto más realista. Se acabaron las “patas de pollo”, las macilentas manos pintadas de blanco, las zapatillas sin raya blanca ni calcetines, y los dientes que provocaban pesadillas.

(inserte aquí meme del Capitán América entendiendo referencias)

Si verdaderamente no tenían nada de esto planeado, y han sido capaces de hacer todos estos cambios en apenas unos meses, entonces es como para quitarse el sombrero con el trabajo realizado por los equipos de Paramount. Sin olvidarnos de que ahora por fin se ha escuchado a Sega, la cual parece sentirse ahora más orgullosa del proyecto fruto de que la hayan dejado involucrarse. También hay que aplaudir (una vez más) a Tyson Hesse, que ha sabido hacer bien de puente entre lo que deseaban los fans, y los mandamases de Paramount.

Gracias sean dadas a todo el que haya sido responsable en esta descomunal mejora, un cambio que hará que muchos se tomen ahora en serio la idea de ir al cine a ver la película, y que los que íbamos a ir simplemente por ver a Jim Carrey, ahora tengamos otra razón más. Por cierto, hablando del amigo Jim, en este tráiler sigue luciendo de escándalo como Eggman. Y si bien es cierto que la atención esta vez se la ha llevado el erizo (como bromeaba el propio Carrey en su Twitter), este nuevo tráiler también aumenta el hype por verle haciendo de Eggman (con bailecito incluido).

La reacción a este cambio ha sido tan masiva y descomunal como lo fue con el primer tráiler, pero esta vez de manera positiva. Tal tsunami de alabanzas puede hacerle mucho bien a la taquilla, y esta vez por razones buenas, y no porque la gente vaya al cine para burlarse de semejante esperpento. Si, nunca faltan los de siempre quejándose, esos están siempre ahí como un incesante y molesto chirrido de fondo. Pero esta vez han quedado tan eclipsados que casi ni se intuía su presencia. Que les den… una entrada para que puedan ver la película antes de juzgar.

Green Hill también se dejó ver en el tráiler.

En cuanto a los fans, tenemos motivos de sobra para estar contentos. No solo porque ahora la película luzca muchísimo mejor, sino también porque con todo esto se está hablando más que nunca de Sonic, y al final ha acabado resultando ser para algo positivo. El erizo está más presente que nunca, tanto con su pasado (con la jugosa ristra de betas que se acaban de liberar), como en su etapa moderna (viene Sonic X a Netflix, y estad seguros que es por el bombo de la película), e incluso con sus nuevos juegos de este año, como son Team Sonic Racing o el recién estrenado Mario & Sonic.

Parece que estamos viviendo buenos momentos para el erizo, y lo mejor es que auguran tiempos aún mejores. Que nadie se baje del barco, porque lo que se nos viene ahora tiene muy buen aspecto.

Las opiniones vertidas en esta columna son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de Sonic Paradise.

Revelan nuevo trailer de Sonic: La Película

El esperado rediseño ya está aquí.

Paramount Pictures ha revelado el día de hoy un nuevo trailer e imágenes promocionales de Sonic: La Película. En este video se pueden apreciar nuevas escenas y el esperado rediseño del personaje luego del desastroso trailer original.



Además, se han revelado nuevos pósters promocionales:


El filme se estrenará en todo el mundo durante el primer trimestre del 2020.

Opinión: Pescando en río revuelto.


Lo de siempre, pero esta vez no contra lo de siempre.

Hace ya mucho que los fans de Sonic sabemos cómo funciona actualmente el llamado “periodismo de juegos”, al igual que poco a poco lo han ido descubriendo los fans de otras franquicias que, con sorpresa, han ido viendo como lo del erizo era contagioso. Sabemos de sobra como funciona esto, el contador de visitas pasa a números rojos (o bajan las ventas en los quioscos), y hay que sacar los bártulos de pesca para seguir viviendo del cuento.

Si, son solo algunos medios, pero son siempre los mismos. Están perfectamente identificados y cualquiera que lleve un tiempo en esto sabe que no hace falta ni mencionarlos. La novedad aquí es que parece ser que la “pesca clásica” ya no les funciona tan bien, pesca consistente en pinchar a algún fandom en concreto a base de apedrear el último lanzamiento de turno, a fin de que dichos fans acudan a engordar el contador de visitas pidiendo justicia.

Con las “redes” bien cargadas.

Se ve que por algún motivo esto ya no es suficiente para cubrir la cuota mensual, tal vez porque ahora salgan menos juegos, o porque cada vez más gente se está dando cuenta de cómo funciona esto. En cualquier caso, la nueva moda parece ser atacar directamente a la “vaca sagrada” de turno, el GOTY del mes al que todo el mundo debe jugar, o cuanto menos hablar de él.

Si picando a un fandom concreto se consiguen visitas, imaginad picando a toda la comunidad de usuarios que espera ávidamente el nuevo juego en cuestión. Que ojo, puede ser realmente el mejor juego de la historia, o estar recibiendo más atención de la que realmente merece. Pero ninguno de estos casos es impedimento para sacar la flota de arrastre de puerto y tender las redes (sociales).

Les mola ser malotes.

¿Qué todos los demás medios lo están poniendo por las nubes? Pues nada, le damos menos puntuación que a “aquel juego de Sonic tan malo” y a sentarse a esperar a que dé el tirón la caña. Así se consigue que se llegue a hablar más de esta tropelía que el del propio juego en sí, y nuestro “análisis profesional” reciba más visitas que ningún otro. Porque claro, por un lado vienen los del “ay es que puede que estos no estén comprados y sean los únicos que están diciendo la verdad”, por otro llegan los fans indignados, y tampoco faltan los habituales que aprovechan para echar sal en la herida y trolear al personal. La receta del éxito.

Si de paso se pueden “tensar las redes” un poco más a base de tweets donde se reconoce abiertamente la miseria personal que hay detrás de todo el tema, pues más atención todavía. Total, les lleva años funcionando con el bicho azul ese que corre tanto, esto es solo ir un paso más allá. Lo más curioso de todo el tema es la gente que se sorprende y escandaliza como si esto no fuese el pan nuestro de cada día, fruto de haberle importado tres pimientos cuando se lo hacían a otros porque “jiji jaja son malos”. Pero eso si, que nadie les toque su vaca sagrada o se llenarán las redes de puños agitándose al viento clamando venganza.

No solo Los Simpsons predicen cosas.

Durante años, por no decir décadas, se han ido alimentado estas prácticas de pesca. Ya sea mordiendo el anzuelo una y otra vez como buenos besugos, o directamente defendiéndolo y usando para atacar a lo que interesaba. O simplemente mirando para otro lado, que la impasividad también tiene buena parte de culpa en esto. Se ha dejado crecer a estas bestias mientras se alimentaban de “peces pequeños”, y ahora que han pasado a la pesca de altura llegan la escandalización y los monóculos rotos.

Pues nada, disfruten del “periodismo de juegos” que han sembrado. Mientras que medios que optan por mantener un mínimo de limpieza se ven obligados a cerrar, al mismo tiempo que no dejan de medrar los que se dedican a “abonar continuamente el campo”. Cada vez entiendo mejor por qué en las facultades de periodismo te dicen que ni se te ocurra meterte prensa de videojuegos…

Las opiniones vertidas en esta columna son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de Sonic Paradise.