RUMOR: Filtrado el guión de la película de Sonic

Toma esta información con muchas pinzas

La esperada película de Sonic sigue dando vueltas en el ambiente, sin mucha información respecto a ella. A pesar de que se anunciase hace unos cuantos años, aún no tenemos prácticamente nada, excepto el reciente anuncio de que los derechos de la misma pasaban de Sony Pictures a Paramount y del retraso de su estreno hasta 2019, pero nada más. Lo que si se sabe es que el trabajo que Sony llego a hacer se ha mantenido en Paramount.

Peo podriamos saber mucho mas de ella... si los rumores sn ciertos. Un usuario de Reddit, llamado apropiadamente "SonicFilmAnon" ha publicado en el subreddit dedicado al erizo un extenso mensaje detallando la película, ya que segun asegura, un amigo tiene acceso a un borrador del guión y le ha comentado algunos detalles. Publica algunos puntos destacables, así como un completo resumen escena a escena de lo que ocurrirá en el filme. Obviamente, no podemos asegurar que esto sea cierto, por lo que rogamos se tome esta información como un simple RUMOR que podría o no ser cierto. No es la primera vez que un guión de cine se filtra de manera similar en foros de internet, pero también hay muchos casos en el que la información resulta ser falsa así que tomad esto con pinzas.

- La película adaptará elementos de los juegos clásicos así como de la era Adventure, pero será una historia original que no seguirá fielmente ninguno de ellos al 100%.
- La aventura tendrá lugar en South island, que según el guión es una nación aislada del resto del mundo.
- La capital de South Island es Station Square, una gran ciudad poblada por multitud de seres humanos.
- Los animales humanizados viven en el campo, en pequeños pueblos.
- Los personajes principales son Sonic, Tails, Amy y el Dr.Eggman.
- Sonic es muy similar a como es en los juegos, practicamente igual. Lo desccriben como un espíritu libre que no puede parar quieto.
Tails acompaña a Sonic en muchas de sus aventuras y le sirve de apoyo, le proporciona aparatos para ayudarle y tiene un laboratorio en Green Hill.
- Amy es amiga cercana de Sonic y su fan número uno, pero no está tan obsesionada con él como lo está en los juegos. Sigue estando enamorada de él y siempre quiere acompañarle en sus aventuras. termina haciendo equipo con Tails y Sonic para derrotar al Dr.Eggman, que en un punto de la historia la secuestra para usarla de rehen ante Sonic.
- El Dr.Eggman es el dueño de una gran empresa manufacturera que controla la mayoría de la industria de South Island. Las oficinas centrales de su empresa están en Metropolis, unas grandes instalaciones del tamaño de una ciudad. La mayoría de empleados de Eggman son robots, que también sirven como su ejercito personal.
- Otro personaje principal en la película es Grant, un periodista humano procedente de tierra firme ( no especifica de donde, pero da a entender que es de Estados Unidos, o al menos de la versión de Estados Unidos del mundo de Sonic). Está en South Island investigando sus ruinas antiguas. Se ve atrapado en una batalla entre Sonic y Eggman y se alía con Sonic.
- Rouge aparece en la película. Maneja un casino en la ciudad propiedad de Eggman. Al principio actua como villana, pero mas tarde se revela que trabaja para la versión del mundo de Sonic de las Naciones Unidas con la misión de espiar a Eggman. Aparentemente, hay escenas insinuantes mientras que está en pantalla.
- Rouge tiene una compañera, Madonna. Es cantante en el casino además de espía. Es uno de los personajes principales de imagen real.
- Chaos aparece como uno de los principales antagonistas de la historia. Es una especie de dios antiguo gigante, encerrado en una ciudad sumergida en la costa de la isla. Eggman termina liberándolo en la segunda mitad de la película e inunda una ciudad. Sólo aparece en su forma Perfect Chaos ( como en el jefe final de Sonic Adventure)
- Orbot es el asistente personal de Eggman, pero aparece muy poco y no es tan sarcástico como en los juegos o Sonic Boom.
- Knuckles no aparece en la película, pero ha referencias a la antigua civilización de los Equidnas que solía vivir en la isla. Es posible que apareza en la secuela.

Si queréis leer más, incluyendo el guión completo, podéis verlo en el post original de Reddit. Insistimos, tomadlo todo con pinzas ya que es sólo un RUMOR.

Opinión: Sonic 3D Director’s Cut



Una actualización para un juego de hace 21 años.

Hace ya algunos meses desde que Jon Burton, fundador de Traveller’s Tales, decidiese hacer algo muy poco habitual; abrir un canal de Youtube donde ir subiendo cosas interesantes sobre su trabajo. Para aquellos que no lo sepan, Traveller’s Tales es una compañía nacida en el inolvidable Amiga, que lleva desarrollando juegos desde entonces y que hoy sigue plenamente activa.

De hecho a ellos les debemos la presencia de Sonic en Lego Dimensions, algo en lo que ya demostraron conocer sobradamente al erizo. Y no es para menos, ya que esta compañía fue responsable de dos juegos de Sonic verdaderamente emblemáticos, como son Sonic 3D y Sonic R.

GameHut, la ventana abierta por Jon Burton para descubrirnos su trabajo.

Todo comienza cuando nuestro buen amigo Burton empezó a trastear en sus viejos archivos sobre los trabajos que realizó hace ya un par de décadas, encontrando en el proceso numerosas betas inéditas y contenido de lo más sorprendente. Así por ejemplo hemos podido ver ya el prototipo de Sonic R que le presentó a Sega en su momento, betas de otros grandes títulos que desarrolló entonces como Puggsy, o descubrir algunos de los secretos de programación empleados en obras maestras como Toy Story para Mega Drive.

Incluso ha mostrado algún juego que no llegó a ver la luz, como Mickey Mania 2, la secuela de inolvidable Mickey Mania (Mickey’s Wild Adventure en PlayStation). Su canal no ha dejado de sorprendernos continuamente con contenido de este tipo, por lo que se comprende perfectamente que en tan poco tiempo haya sobrepasado los 50.000 suscriptores.

El cancelado pero prometedor Mickey Mania 2.

Pero donde Jon Burton ha decidido ir más lejos que nunca, es con Sonic 3D, más concretamente con la versión para Mega Drive/Genesis, ya que él no participó directamente en las conversiones para Saturn y PC. Para empezar nos sorprendió a todos con versiones beta totalmente inéditas del juego, donde aparecían elementos que hasta entonces tan solo se conocían por fotos borrosas de revistas, como el badnik cangrejo que no llegó a estar en la versión final del juego.

Fue a partir de ahí cuando Burton se planteó ir todavía más lejos, concretamente a recuperar todo este material descartado y añadirlo a Sonic 3D en sus ratos libres. Pero parece que él es amante de los buenos retos, y decidió ir un paso más allá efectuando otros tipos de mejoras al juego, lo que desembocó en el proyecto Sonic 3D Director’s Cut.

El cangrejo perdido que ha vuelto a ver la luz 21 años después.

Esta especie de hack oficial mejorará numerosos aspectos del juego, no solo rescatando elementos perdidos como el mencionado cangrejo, el editor de niveles con el que se construyeron las fases, o nuevos y mejorados menús. Además se ha añadido la posibilidad de jugar con Super Sonic, una mejor distribución de las fases de bonus, nuevos modos de juego y recompensas por lograr objetivos adicionales durante la partida, así como un sistema de guardado mediante passwords rescatado directamente de la versión descargable del Sega Channel.

Incluso nos va a permitir librarnos de tener que andar rescatando flickies con un nuevo modo de juego, además de aumentar la velocidad general de Sonic para acercarlo más a lo que se espera de un título del erizo, y una nueva cámara que hace mucho más jugables las batallas contra los jefes. Se trata a todas luces de una actualización a gran escala, y esto es solo el principio, ya que está estudiando añadir otras cosas, muchas de ellas sugeridas por los propios visitantes de su canal.

Nuevos menús, opciones, y desafíos.

Además Burton ha decidido presentar el juego al Hacking Contest de este año, aunque fuera de concurso para no interferir en el desarrollo de este evento para fans. Allí podréis encontrar ya el parche para la ROM original de Sonic 3D que incluye la beta de este nuevo Sonic 3D Director’s Cut, que además hará las veces de servicio de betatesteo del juego para corregir bugs o proponer nuevas funciones.

Podéis ayudar a mejorar el proyecto testeando la ROM en un emulador y reportando bugs en la web oficial que es https://ttjontt.wixsite.com/gamehut o en los comentarios del video donde se ha anunciado el lanzamiento de esta beta. Si disponéis de un flashcart tipo Everdrive, podéis meterle la ROM y testearlo en hardware real para comprobar que todo funciona como debe en la propia consola original.

El Hacking Contest de este año nos trae algo fuera de lo común.

Eso si, el propio Burton ya ha advertido de que no puede añadir nuevos gráficos al juego, tan solo editar el código, añadir elementos ya existentes, y poco más. Esto se debe a que ya no dispone de las costosas herramientas de desarrollo con las que trabajaron en su época, con las que se hicieron estos espectaculares gráficos que desafiaban los límites de Mega Drive.

En su canal también podéis encontrar otras curiosidades sobre Sonic 3D, como los trucos empleados para conseguir hacer su espectacular secuencia de introducción, o los secretos que se esconden tras el misterioso menú de elegir fase que aparecía cuando el juego se crasheaba (aunque también era accesible mediante trucos).

Super Sonic llega a Sonic 3D.

Ojala que más desarrolladores se animen a hacer cosas de este tipo, y a ver si hay suerte y más adelante Burton encuentra la forma de hacer cambios en otros de sus juegos como Sonic R. Quién sabe, lo mismo se anima y hasta decide terminar ese prometedor Mickey Mania 2, puestos a soñar…

Nosotros os recomendamos encarecidamente suscribiros a su canal, incluso aunque no os interese ninguno de los juegos de los que habla allí. Merece la pena ya solo por descubrir cómo se trabajaba en aquel entonces, y los ingeniosos trucos empleados para desarrollar juegos. Es sin duda una parte clave en la historia de Sonic (y del videojuego en general) que ahora se abre por fin ante nosotros.


Las opiniones vertidas en esta columna son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de Sonic Paradise.

ANALISIS: Sonic Forces

"¡Ya tenía yo ganas de partir cabezas!"

La espera por fin ha terminado. Cuatro años han pasado desde el último título principal de la saga (si no contamos Sonic Mania como principal, claro), algo que no pasaba desde los noventa. ¿Ha merecido la pena la espera para el nuevo gran título del Sonic Team?

Sonic Forces nos presenta una vuelta a la jugabilidad boost introducida en 2008 por Sonic Unleashed, junto a una historia más seria y oscura, algo que no se veía en la saga desde 2009 con Sonic y el Caballero Negro. A esta mezcla le tenemos que añadir una dosis de Sonic Clásico, y un componente totalmente nuevo basado en la edición de nuestro propio protagonista. Vamos por partes para ver como es el resultado de esta receta que ha usado el Sonic Team.

La historia nos sitúa en un mundo en el que Sonic ha sido derrotado, y los demás personajes han tenido que formar una resistencia para luchar por lo poco que queda de mundo sin conquistar por Eggman. Sonic Clásico aparece en la lucha continuando directamente desde Mania (muy recomendable jugar ese juego antes de entrar a Forces, ya que las tramas están conectadas), y un nuevo recluta, el "novato" como le llaman, que se une a la resistencia tras sobrevivir uno de los ataques más fuertes de Eggman a su ciudad.
Con esta trama el Sonic Team ha querido claramente volver a una época más cercana a los comienzos de la década de los 2000, con un tono mucho más serio (no por ello malo, y tiene sus puntos cómicos y desenfadados para dar un respiro de vez en cuando) y con muchos personajes en lugar de limitar la acción a Sonic y Tails. Sin duda es un cambio importante después de tantas historias seguidas en un tono más infantil y un desarrollo más simple. Como única pega, diría que algunos puntos bastante importantes de la trama se dejan fuera del propio juego. Para entender las intenciones completas de Infinite (el nuevo villano del juego) o por qué Silver ha regresado de su futuro tendremos que ver los cómics gratuitos que el Sonic Team lanzó previos al lanzamiento del juego. Aún con eso, la historia hará las delicias de aquellos fans que echaban en falta las historias del erizo de hace unos años, en las que todo tenía una seriedad y una escala mayor.

Los gráficos son otro de los puntos más fuertes del juego. Corre a 60 fps en las versiones de PS4, Xbox One y PC y 30 fps en Switch y llegando a mostrarse a resolución 4K en PS4 Pro y Xbox One X. Sonic Forces usa un nuevo motor llamado Hedgehog Engine 2, versión mejorada del motor usado en Unleashed, Generations y Lost World. Los personajes se ven de lujo con unos modelados y animaciones muy buenos, y el juego goza también de los mejores efectos de luces que ha habido en la saga hasta ahora.

Los escenarios son sin duda lo que mejor parado sale de este motor gráfico, con una iluminación preciosa y detalles en cada esquina. En esto también influye la dirección tan cinematográfica que el juego ha perseguido (más sobre esto cuando hablemos de la jugabilidad). Mientras vas corriendo por los niveles siempre habrá algo de lo que estar pendiente, como una batalla de flotas de naves enteras, misiles cayendo del cielo, robots Death Egg destruyendo edificios, e incluso personajes interactuando contigo mismo.
Pasando a lo que el juego ofrece jugablemente, nos encontramos con el primer título en años en tener más de dos estilos jugables dentro de sí mismo, otro elemento más sacado de la era de los 2000.

Con Sonic moderno tenemos la jugabilidad boost que conocemos desde 2008, con algunos refinamientos para hacerla aún más fluída de lo que era antes. Esto también trae consigo algunos problemas, como la abundancia de pasillos en los que la mayor parte de las veces nos limitaremos a apretar el turbo y arrasar con lo que tenemos delante sin preocuparnos demasiado, o una gran cantidad de zonas 2D centradas más en plataformeo hecho a base de bloques genéricos, algo de lo que ya pecaba Sonic Colours y que aquí, aunque en menor medida, también ocurre. Dicho esto, el juego no tarda empezar a exigir algo más de habilidad por parte del jugador si quiere explorar. Si alguien quiere simplemente disfrutar corriendo a tope y arransando enemigos de adorno, puede hacerlo, pero el juego ofrece multitud de caminos alternativos en la mayoría de fases (sobretodo conforme más avanzas), llegando a tener algunas de las fases más abiertas que se han visto en la saga en años.

Sonic clásico por su parte nos ofrece como era de esperar algo enteramente 2D en términos jugables, prácticamente idéntico a lo que se vió en Generations pero con la adición de alguna novedad mínima como el Drop Dash de Sonic Mania. Más allá de esto, si habéis jugado a Generations sabréis lo que esperar. Por desgracia, aunque se le parece, no llega a Generations en el nivel de profundidad que ofrece esta vez, dando la sensación de que esta parte del juego ha sido más bien un añadido de última hora queriendo atraer la atención de aquellas personas que no han querido saltar a la era 3D de la saga en su día. Esto es también apoyado por la falta de importancia de Classic en la trama, aunque no hablaremos mucho sobre esto para evitar spoilers. En general, la presencia del erizo rechoncho en el título, aunque cumple, no consigue más que dejar una sensación de que "sobra".
El tercer estilo jugable es sin duda donde la mayor parte de esfuerzo y dedicación fueron a parar, y es que el Avatar es el principal punto fuerte del juego. Además de los dos Sonic, podremos manejar a un nuevo personaje con la peculiaridad de que lo diseñamos nosotros mismos, eligiendo una de las siete posibles especies animales (a elegir entre erizo, perro, gato, oso, pájaro, lobo o conejo) y cerca de 1000 piezas de ropa, peinados y accesorios (que iremos desbloqueando conforme avancemos, no todo está desde el principio).

Jugablemente es parecido a Sonic moderno, pero sin el turbo y con algunos cambios pequeños. Por ejemplo, el ataque teledirigido es más lento. Pensad en como se diferencian jugablemente Sonic y Shadow en Sonic 06. Además de esto cuenta con un gancho para balancearse en ciertos puntos de los niveles, y como atracción principal tenemos los Wispons, esto es, armas que podremos equiparnos y que además podremos potenciar con Wisps repartidos por las fases. Por ejemplo, usando el Wispon de relámpago podremos atacar a nuestros enemigos con un látigo eléctrico usando el gatillo derecho, y si recogemos un Wisp de relámpago podremos hacer además un Light Dash a través de cadenas tanto de anillos como de enemigos. Esto le da un factor estratégico al juego a la vez que potencia la rejugabilidad, ya que solo podemos equiparnos una Wispon en cada fase. Si tenemos el Wispon relámpago y hay una ruta en la que necesitamos el Wispon ardor, tendremos que repetir la fase más tarde con ese otro arma para explorarla. Personalmente, Avatar ha sido una grata sorpresa, siendo probablemente mi parte favorita del juego, rivalizando con el propio Sonic moderno.
Además de estos tres estilos, tenemos un cuarto llamado Tag Team. En estas fases manejaremos a la vez a Sonic moderno y al Avatar como si de Sonic Heroes o Sonic Advance 3 se tratase. Podremos usar las virtudes de ambos personajes al mismo tiempo, arrasando enemigos con el turbo de Sonic y descubriendo nuevas rutas con las Wispon del Avatar. Más allá de eso no ofrece nada nuevo, a excepción del Doble Turbo, secciones automáticas en las que ambos personajes realizan un turbo super potente.

La duración del juego es bastante reducida si solo queremos ver la historia principal. Cuenta con 30 fases, jefes incluídos, que por desgracia acaban sabiendo a poco ya que la duración de las mismas es bastante escasa. La mayoría pueden acabarse en menos de 2 minutos si tienes algo de experiencia en este tipo de juegos de Sonic de antemano. Este es uno de los grandes problemas del juego, ya que muchos níveles nos presentan situaciones geniales y hasta emocionantes, que terminan abruptamente antes de que puedas llegar a saborearlas del todo. Claro, hay contenido extra para aumentar la duración del juego: Fases secretas con mecánicas diferentes a las explotadas en las principales, coleccionables como los ya conocidos Anillos Estrella Roja, o el DLC gratuito de Episode Shadow, pero aún así el juego puede acabar relativamente rápido y dejándonos con ganas de más en lugar de satisfacer lo que él mismo parece ofrecernos.

Aquí vuelve de nuevo lo que antes mencioné sobre el toque cinematográfico del juego: Muchas de las fases tienen situaciones en las que no nos limitaremos a saltar de plataforma en plataforma, si no que tendremos que enfrentarnos a enormes enemigos a base de Quick Time Events, o se nos destruirá el terreno de alguna forma, o algún personaje intentará entorpecernos el progreso... Siempre hay algo manteniendo la acción al máximo, pero cuando parece que llega lo más interesante se acaba el nivel. También vuelven las conversaciones de los personajes, tanto por radio como entre ellos mismos, algo que recuerda a juegos como Sonic Heroes o Sonic 06, donde se seguía desarrollando la trama en mitad de las fases y no solo en las cutscenes entre partida y partida.
En general, la jugabilidad tiene puntos muy buenos y puntos algo mediocres. El hecho de que Classic sea prácticamente un relleno innecesario o la falta de duración en las fases son lo más negativo para mi. Por otro lado, las situaciones tan impresionantes que nos encontraremos en algunas fases junto a la exploración que ofrecen las Wispons y las rutas que podemos encontrar en las fases de ambos Sonics si buscamos un poco y prestamos atención son un punto muy a favor. Poniéndonos algo más técnicos hay que mencionar que las físicas son algo raras también, teniendo Avatar una aceleración bastante irregular, y siendo los saltos (en especial en las secciones 2D, con los tres personajes) algo difíciles para los novatos, ya que a veces de la sensación de que se queden más cortos de lo que uno espera, mientras que en otras situaciones recorren una distancia mucho mayor de la calculada. Claro, nada de esto es algo a lo que no se pueda acostumbrar, y en unas pocas partidas dejaremos de tener problemas, por lo que no queda más que en algo a mencionar simplemente.

Como en todo título del erizo también hay que hablar por supuesto de la banda sonora, y en este juego Tomoya Ohtani junto al resto de compositores con los que ha participado se han lucido. De forma similar a lo que ocurría en Sonic Adventure 2, cada personaje tendrá su propio estilo musical, con temas de rock rápido y sintetizadores para Sonic moderno y los Tag Team, chiptune para Sonic clásico intentando imitar sonidos de la era Mega Drive, y temas tipo eurodance con letra cantada (otra cosa que vuelve de comienzos de los 2000, los temas vocales) para Avatar. Una vez más la parte más pobre se la lleva el Sonic clásico, con temas muy poco memorables a excepción de un par de ellos que me gustan algo más, pero que aún así palidecen ante las composiciones de Sonic moderno y las canciones de Avatar.

Además, tenemos también toques de dubstep en algunas ocasiones, sobretodo pero no limitado a jefes finales. Algunos podrían pensar que dubstep en Sonic es algo que no encaja muy bien, pero el caso es que no desentona en absoluto con el resto de la OST, y quedan bastante bien incluso. Para las cutscenes también se incluyen temas orquestales con un toque militar que refleja muy bien la cruda situación que nos presenta este juego. Después de todo, el juego se desarrolla en una guerra de proporciones mundiales.

Cabe mencionar antes de cerrar el análisis la presencia de Episode Shadow, un DLC gratuito ya disponible para todos los usuarios y que por favor, tenéis que jugar. En él podremos manejar por primera vez en años a Shadow, en tres niveles exclusivos que actuarán de precuela al juego principal (eso sí, esperad a pasaros el juego para jugarlo para no spoilearos nada). Una vez pasados, Shadow será desbloqueado para ser usado como personaje jugable en las fases de Sonic moderno. Esto es algo que ya pedimos hace seis años en Generations y que por fin se nos ha otorgado. Jugablemente, Shadow es prácticamente un clon de Sonic moderno, con el añadido de poder hacer una especie de Light Dash entre enemigos sin necesidad del Wispon relámpago (más o menos como pasaba en fases como Honeycomb Highway en Sonic Lost World). La banda sonora de Episode Shadow sigue la misma estela que la del juego principal en el estilo, pero esta vez son remixes de temas de juegos anteriores, concretamente Sonic Adventure 2 y Shadow The Hedgehog. 
Sonic Forces es una experiencia corta, pero muy intensa de principio a fin. Tiene sus problemas en ciertos aspectos, pero también tiene muchas virtudes. La historia es la mejor que ha dado la saga principal en cerca de una década, la banda sonora es genial, las nuevas mecánicas jugables como el Avatar son de lo mejor del juego... pero la falta de premios para el jugador por recoger todos los coleccionables, o la poca duración de los niveles hacen que este juego más que correcto tenga el mayor problema que puedo encontrarle: Te deja con ganas de más antes de llegar a satisfacerte del todo. No es mal juego en absoluto, y lo vais a disfrutar, pero os va a dejar con ganas de más. Y con esa sensación entramos en el periódo de espera e incertidumbre hasta que el Sonic Team esté listo para enseñarnos su próximo trabajo.

NOTA: 7.5

Opinión: Únete a la resistencia



Sonic Forces ya está aquí.

La espera ha sido larga, pero por fin tenemos ya aquí a Sonic Forces. Próximamente os dejaremos nuestras impresiones por aquí, y hasta es posible que los astros se alineen y hagamos podcast. Pero ahora es el momento de analizar lo que supone la llegada de este juego, título que para bien o para mal, todos los fans del erizo estábamos esperando impacientemente.

Y digo “para bien o para mal”, porque si bien hay una mayoría de fans ansiosos por jugarlo, también hay otros que lo esperan hacha en mano. Especialmente ahora que el paso de Sonic Mania ha sacado de sus cuevas a muchos “fans” del erizo que ya habían perdido todo interés.

Llevamos varios años esperando este juego que supuestamente debería haber salido en el 25 aniversario del erizo, pero la espera es aún mayor para aquellos que queríamos un nuevo Sonic con una trama más seria y profunda, es decir, al estilo Adventure. En los últimos años, Sega ha buscado satisfacer a aquellos que idolatran Sonic Colors tratando de dar con la tecla que hizo que ese juego fuese bien recibido.

Se avecina una trama más seria y profunda.

El propio Forces parece buscar esto en el diseño de niveles, pero intento tras intento, el odio ha surgido una y otra vez por causas no del todo lógicas. Es solo cuestión de tiempo que Sega se harte de lloros y decida ignorar definitivamente estas quejas (y con razón), pero al menos ya parecen haber tomado otro rumbo en otros campos como la trama, claramente orientada a los gustos nipones (que casualmente prefieren el estilo Adventure).

Aún no sabemos realmente como será el juego en sí, y los análisis que vayan saliendo estos días de parte de la prensa habitual no nos servirán de mucha ayuda. Hasta que le pongamos nuestras propias manos encima no sabremos a qué atenernos, y esto es lo que pasa cuando se critica indiscriminadamente cada cosa que sale del erizo durante años.

La lluvia de palos está garantizada, sea merecida o no. Lo que está claro es que casi nadie se va a molestar en darnos razones lógicas de por qué se critica el juego. Es prácticamente imposible tomarse en serio análisis que critican en Forces cosas que se elogiaron en Mania, o que simplemente se limitan a la típica retahíla de estereotipos anti-Sonic de los últimos años.

Por suerte cada vez más gente, incluso usuarios que no son fans de Sonic, se dan cuenta de cómo funcionan aquí las cosas, y de que siempre hay medios dispuestos a atacar al erizo hasta porque sea de color azul. La credibilidad de este tipo de reviews está cada vez más por los suelos, a pesar de que aún sigan haciendo daño entre los usuarios más crédulos.

Aquí no pareció molestar el fanservice…

Hace ya tiempo que la única forma segura de saber si un Sonic nos va a gustar o no, es jugarlo sin más. Método que nunca me cansaré de recomendar no solo para Sonic, si no para todo juego existente. Por suerte esta vez Sega nos lo pone fácil para que seamos nosotros mismos los que juzguemos el juego, ya que Sonic Forces sale a la venta a precio reducido. Una buena estrategia de marketing destinada a combatir todo esto que comento, y no un indicativo de que estamos “ante un juego barato” como algunos quieren creer.

Todavía no sabemos si la espera habrá merecido la pena, pero al menos volvemos a tener un Sonic grande multiplataforma tras algunos años de sequía. Desde Sonic Generations no hemos tenido algo así, y no se puede decir que Generations nos dejase precisamente malas sensaciones… Hay espacio para el optimismo, incluso aunque ya hubiésemos decidido posicionarnos en contra de Forces.

Además es bastante probable que tardemos varios años en ver otro Sonic de estas características, por lo que podremos sacarle todo el jugo y nadie tendrá excusa para no haberle dado al menos una oportunidad. Si aún así decidimos cerrar nuestra mente, tampoco eso nos da derecho de vomitar bilis en las redes contra un juego que ni nos vamos a molestar en jugar. Al fin y al cabo ahora tenemos dos líneas distintas de juegos del erizo, y es bastante probable que el año que viene nos llegue un “Sonic Mania 2” o algo similar.

En otras palabras, hay que comprender que Sonic no es nuestro, y que hay mucha gente que prefiere estilos distintos. Ahora por fin hay cosas para contentar a casi todos, y a los que disfrutamos de varias de estas propuestas, disfrutaremos del erizo más que nadie. Ningún fan se va a quedar sin “su Sonic”, pero hace falta comprender que cada uno tiene su propio ideal del erizo y que no somos el ombligo del mundo. Si lo que sale no nos gusta, quedémoslos solo con lo que si, y dejemos que los demás disfruten.

Elige uno, ninguno, o quédate con todos.

Vomitar bilis indiscriminadamente en Internet no ayuda a nadie, y además daña la propia imagen del propio “vomitador”. Sé que es frustrante que no salga el juego que tú quieres, pero el principal perjudicado de actuar así serás tú mismo. Como ya he dicho muchas veces, se puede criticar o decir que algo no te gusta, de buenas formas. Crítica constructiva lo llaman. Y una crítica constructiva y respetuosa siempre se tendrá más en cuenta que una pataleta propia de un niño de 5 años.

Es sin duda un momento para el optimismo, incluso aunque Forces no acabe siendo lo que esperamos. Ahora que Sega tiene las ideas cada vez más claras, es solo cuestión de tiempo que logren dar con la tecla. Y si esa tecla no es la nuestra, tampoco pasa nada, ya que tenemos la otra línea de juegos para poder disfrutarla. ¿Y si ninguna de estas dos líneas congenia con nuestros gustos? Pues tal vez sea hora de replantearte si te gusta Sonic, al fin y al cabo vivimos una nueva época dorada para el género de las plataformas, y ahí fuera hay otros muchos juegos de este género.

Será el tiempo y no los medios quién juzgue a Sonic Forces, igual que ya está pasando con otros juegos del erizo como Sonic Unleashed, o Sonic Generations. El tiempo pone a cada uno en su sitio, por mucho que algunos traten de arrimar el ascua a su sardina. Nosotros desde Paradise solo podemos contar nuestras impresiones y aconsejaros, pero esperamos que seáis vosotros mismos quienes juguéis al juego (a ser posible entero) y decidáis si os gusta o no.

En otras palabras; piensa por ti mismo y no te dejes llevar por las modas y los medios. Escapa de la robotización, ¡únete a la resistencia!


Las opiniones vertidas en esta columna son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de Sonic Paradise.