Opinión: ¡Llega Sonic Mania Plus, ven a celebrarlo con nosotros!


¡Es una fieshta!

La larga espera por fin terminó y Sonic Mania Plus ha descendido de los cielos sobre nuestras cabezas. Vale si, en el momento de publicar esto aún no está oficialmente a la venta, ¡pero ya no queda nada! Por fin podremos reencontrarnos con Mighty y Ray y empezar a descubrir las otras sorpresas que nos desvela esta versión extendida de Sonic Mania.

Ya habrá tiempo para analizar el contenido cuando todos lo hayamos probado y no haya peligro de spoilers, pero de momento los fans del erizo tenemos varias razones más para estar contentos, como por ejemplo poder ver el último capítulo de Sonic Mania Adventures, la genial serie de animación que conecta directamente con Sonic Mania y Sonic Forces. Dicho episodio se estrenará coincidiendo con el lanzamiento de Mania Plus, preparándonos para la historia que se desenvolverá luego en el juego.

Pero si además esta semana estáis por Madrid, tenéis otro motivo más para estar contentos. Y es que por fin después de muchos años tendremos un evento de Sonic por todo lo alto, gracias a la maravillosa gente de Koch Media que distribuye los juegos de Sega en España. Ellos han querido que nosotros también nos unamos a la celebración por la llegada de Sonic Mania Plus, y nos invitan a un evento especial que se realizará este próximo jueves.

Aquí tenéis todos los detalles del evento. ¡Seguid a Koch en Twitter!

La entrada será libre para todo el que vaya, y además podéis optar a ganar una de las entradas VIP para llevaros un regalito. Desde las 16:00 hasta las 19:00 horas de este jueves, podréis disfrutar del nuevo Sonic Mania Plus, además de torneos en el modo competición, buena música del erizo, y otras sorpresillas que no desvelaremos todavía.

Si queréis demostrar vuestras habilidades en el modo competición apuntaos en cuanto lleguéis al evento, seguro que los piques están más que asegurados. También podréis participar en un concurso de preguntas y respuestas similar al de otros eventos bien famosos del erizo. Y es que eso es esto en esencia, un mini-Sumer of Sonic donde tal vez no tengamos a Iizuka y Jun Senoue, pero puede ser un primer paso hacia otras cosas que vengan después.

El evento tendrá lugar en el bar Oh My Game! En la calle Luchana número 25, un local con ambientación basada en el mundo del videojuego que es el marco ideal para un evento como este. Asi que ya sabéis, si podéis escaparos un ratito podemos celebrar como es debido el estreno de Sonic Mania Plus.

¿Quién ganará en el torneo del modo competición?

Por descontado que el equipo de Sonic Paradise estará allí para contároslo todo en primicia, incluido un servidor. Así como nuestra dragona azul favorita que estará entre bambalinas ayudando a que todo salga como es debido. Y a quien debéis ir a dar muchos abrazos y besos cuando estéis allí, es a "L" de Koch Media, porque sin ella no habría sido posible todo este tinglado. Seguid a la cuenta oficial de Koch Media en Twitter para manteneros informados de todo.

¿Y vosotros? ¿Tenéis ya reservado vuestro Sonic Mania Plus? Una joya así merece totalmente la pena tenerla en formato físico, ya que se trata de mucho más que un juego por todo lo que representa. Además, esa brillante cajita dorada con portada reversible al estilo Mega Drive/Genesis y ese artbook, no son cosas a las que un buen fan del erizo pueda decir fácilmente que no.

Si tenéis ocasión de ir, nos vemos este jueves en el evento de presentación para pasarlo en grande en el que ojalá sea solo el primero de otros eventos similares. Y si no, no os preocupéis, la “fieshta” llegará también a vuestra casa con Sonic Mania Plus. Todo un homenaje al erizo que ningún fan se puede perder.


¡Nos vemos en el bar Oh My Game!

Las opiniones vertidas en esta columna son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de Sonic Paradise.

RESEÑA: Sonic The Comic (Fleetway) Parte 1

Enter: Sonic

Sonic ha aparecido en muchos medios a lo largo de la historia, y uno que está de bastante actualidad son los cómics, gracias a la nueva y exitosa serie de IDW. Pero como muchos sabréis no es ni la primera ni la única serie de cómics que ha tenido el erizo. Antes de ellos el territorio cómic ha estado dominado por Archie durante casi toda la vida del erizo, empezando su serie en 1992 y durando hasta el año pasado (de forma oficial, técnicamente su último cómic llegó un poco antes), con una serie principal de casi 300 números, una subserie que se acercó peligrosamente a los 100 números, y larga lista de spin offs desde adaptaciones de Sonic X o Sonic Boom hasta historias protagonizadas por Tails o incluso Sally. Pero, ¿y si os dijera que no Archie no fue la única que hizo cómics de Sonic por la época de los 90?

Muchos los conoceréis, otros puede que no tanto, pero la mayoría de fans no se han adentrado en el mundo de Fleetway, una editorial de Reino Unido que lanzó Sonic The Comic, una revista donde además de historias del erizo también tenían cabida otras sagas de SEGA como Golden Axe o Streets of Rage, y noticias del mundo de SEGA en general (si salía un nuevo gran título para Mega Drive o se lanzaba una serie de TV de Sonic, tendríais allí los avisos pertinentes). Este año se cumplen 25 años de esta enorme serie de comics, y para celebrarlo hemos querido hablar un poco de ellos. ¿Os parece si nos adentramos en este universo un rato?
Antes de nada, dos cosas: Primero, aunque en estos cómics hay historias de muchas otras sagas aparte de Sonic, en principio nosotros vamos a hablar solamente de Sonic (por ahora al menos). Si queréis reseñas de Streets of Rage o Kid Chameleon solo tenéis que pedirlo amablemente, y veremos que podemos hacer al respecto, claro.  Segundo, al ser una serie tan enorme (más de 200 números!) no vamos a reseñar de uno en uno. El número de cómics de los que hablemos dependerá de cuanto podamos abarcar y de cuanto ocupe ese arco argumental o al menos parte de la historia.

Y ahora si, ¡veamos qué tal le va a Sonic en este universo!

El primer número es como buen comienzo, una introducción muy simple al universo. En este canon los diseños respetan bastante los originales japoneses para Sonic (de momento) y Eggman, pero mantiene los nombres americanos como Dr. Robotnik. Dicho doctor ha creado una máquina enorme de polución, está atrapando animales, y Sonic debe detener ambas cosas. Más simple imposible. Por desgracia, no puede celebrar la victoria con sus amigos animales, puesto que está un poco preocupado por no haber visto a Tails en varios días.
Es en el número 2 cuando empezamos a ver que el tono de esta serie no es el que uno esperaría en un cómic de Sonic (para bien o para mal, aunque personalmente debo decir que a mi me encanta). Sonic pregunta a un conejo en Green Hill dónde está todo el mundo, y aunque un poco asustado, le dice a Sonic que Eggman atacó el bosque y se llevó a todos. Tails incluído.

Sonic, como no podía ser de otra forma, se cambia de zapatos a unas relucientes zapatillas de deporte nuevas y se pone unas gafas de sol con las que pasa todo el resto de cómic de forma arbitraria, simplemente porque le apetecía y ya. Y es precioso.
Pero no acaban las cosas ahí. Cuando Sonic encuentra a Tails, se da cuenta de que éste ha sido robotizado y convertido en un semi meca-Tails hipnotizado por Eggman. Recordemos el año: 1993. 20 años antes de Sonic Lost World. Curioso, ¿no creéis? Bueno, la cuestión es que Tails se deshace de la hipnosis (de nuevo, como en Lost World) y comienzan una nueva aventura.
Sally Acorn (otro de los residuos de los canones américanos que quedan en este cómic, aunque no es el mismo personaje que en Archie o SatAM) avisa a Tails de que su hermano Tufftee está en peligro. Al parecer encontró unos antiguos zapatos de Sonic y se fue con ellos a luchar con badniks, pero claro... no se le da tan bien. Y los badniks en este cómic no se limitan a andar hacia delante y disparar una bolita amarilla, oh no no señor.
Por suerte Sonic llega a tiempo para parar el terrible asesinato de Tuftee y recuperar sus antiguos zapatos, pero queda claro que los badniks son un mayor problema de lo deseado en esta serie.

Tras esto, Robotnik desata su nueva obra maestra. ¡Metal Sonic! Más... o menos. Este badnik especial con forma de Sonic está destruyendo los postes de estrella de todas las zonas por algún motivo. Cuando Sonic y Tails se enfrentan a él, Sonic es absorbido dentro de su cuerpo y Robotnik desvela su plan: su base de operaciones está en la Special Zone, y la única forma de entrar es a través de los postes de estrella, así que los está destruyendo en un intento de que Sonic nunca llegue a ella. Claro que si consigue atraparlos antes con estos badniks, mejor. Pero Sonic comienza a manejar el badnik desde dentro y amenaza a Robotnik con arrancarle el bigote, y nadie toca el bigote de Robotnik. No le queda más opción que retirarse por el momento.
Sin embargo los badniks especiales no acaban ahí. Un Prime Badnik (o lo que es mismo, un badnik sin animal dentro, un robot corriente vamos) secuestra a Tails a la Labyrinth Zone. Por suerte Sonic odia las arañas casi tanto como yo y lo quema. Literalmente. Kill it with fire ejecutado de una manera espléndida. 10/10.
Sonic decide ir al laboratorio del Dr. Kintobor (una larga historia que se explorará más adelante, algunos probablemente ya lo conoceréis) para ver si pueden averiguar algo de Robotnik, y detectan la Death Egg activa de nuevo. De nuevo, significando que Sonic 2 es canon aquí. El número 6 consiste en Sonic yendo a la Death Egg y destruyendo a Robo Sonic como si de una adaptación de Sonic 2 se tratase. Es curioso, porque llamativamente este número tiene un estilo artístico que imita el diseño japonés de Sonic en lugar de un estilo más europeo como los anteriores. Desde luego es uno de los números más interesantes de este arco al menos en ese sentido.
El número 7, último que veremos por ahora, nos lleva a Oil Ocean, donde se nos presenta a los RED (los trabajadores de la factoría, aparentemente en este universo no es de Robotnik?).
Oil Ocean se ha incendiado y no pueden contener el fuego, pero Sonic está aquí para arregarlo con un tornado. De nuevo algo bastante similar a cosas que luego veríamos en los videojuegos. ¿Recordáis cuando apagabais llamas en Sonic Heroes usando el Blue Tornado?

Sin embargo, un Aquois con muy mala leche pone a Sonic en un aprieto cuando incendia todo el aceite que le rodea. Esto lleva Sonic a una situación de peligro extremo por primera vez en el cómic y despierta... ¡Super Sonic!

Super Sonic sin embargo es muy distinto en este canon. No necesita las Chaos Emeralds para aparecer si no que despierta cuando Sonic está en situaciones de vida o muerte, pero a cambio de su poder, su personalidad cambia por completo y se convierte en una especie de psicópata que vuela. Por suerte Tails consigue hacerle entrar en razón tras aniquilar el Aquois y todo sale bien. ¿Pero qué problemas podría traer este Super Sonic en el futuro?
Como habréis notado, esta serie tiene un tono mucho más oscuro de lo que uno podría esperar, con un Sonic más macarra que nunca, incluso matón en ocasiones, y unos badniks que realmente quieren hacer sufrir y matar a sangre fría. Es un estilo de Sonic que pocas veces se ha visto en un medio oficial, y por eso mismo a muchos les encanta esta serie. ¿La habéis leído alguna vez? ¿Queréis seguir viendo como continua la historia en Sonic Paradise? Yo debo decir que los estoy leyendo por primera vez ahora y me tienen bastante sorprendido con el tono y sobretodo las cosas que hoy en día hemos visto en los juegos pero que ya ocurrieron en el cómic décadas antes.

Pronto traeré nuevas reseñas aquí, pero por el momento, ¡pasad una buena semana!

Sonic iba a tener otra película Live Action en los 90

No llegó a buen puerto

Después de muchos años, paree que ahora si que podremos ver a Sonic en la gran pantalla en una película en la que sea protagonista. Muchos rumores, intentos fallidos y memes han jugado siempre con la posibilidad de que el erizo tuviese su propia película de Hollywood, algo que a muchos siempre les pareció extraño que no tuviese en los años 90, la época de mayor popularidad del personaje. Lo cierto es que esta idea no solo se nos pasa a nosotros por la cabeza, sino que ha habido varios intentos por parte de SEGA de llevar a Sonic a la gran pantalla. Ahora, gracias a Luke Owen de Kotaku UK, hemos podido conocer una más... muy similar a la que está por llegar.

Se trata de Sonic The Hedgehog: Wonders of the World, una película que comenzaría a gestarse en 1994 de la mano de SEGA of America, Metro Goldwyn Mayer Studios y Trilogy Entertainment.
La película mezclaría imagen real y CGI, exactamente igual que la película de Sonic que hoy tenemos en producción y cerca de ser estrenada.  Pero esta no tuvo la suerte de llegar a empezar a ser rodada siquiera. Los fracasos en el cine de oras películas basadas en videojuegos como la película de Super Mario Bros, o Double Dragon llevaron a SEGA Japón a descartar la idea de SEGA América.
En ese año 1994 encargaron un guión a Richard Jeffries, que acabó en 1995. El film iba a titularse "Sonic the Hedgehog: Wonders of the World"  y estaba pensado para ser una especie de tie-in con Sonic Xtreme, título que se encontraba en desarrollo en aquellos años. Sega quería que la película y el juego se lanzasen a la vez.

La película mezclaría imagen real y CGI y estaría protagonizada por Josh Pinski, un niño de 12 años que escribe un trabajo para clase sobre un piloto de pruebas llamado Sonic. Este piloto murió en un accidente mientras rompía por primera vez la barrera del sonido ( si, es la historia de "la chaqueta de Sonic" que SEGA japón usó en los orígenes del canon japonés). Este niño tendría problemas en clase ya que sus padres estaban divorciándose ( algo muy típico de las películas para niños de los años 90) por lo que no acabó el trabajo a tiempo para presentarlo en clase y sus profesores le mandarían acabarlo o llamarían a sus padres.  Tras este incidente en clase, Josh es recogido al salir por su padre Hal, un experto en informática en el paro. Su ultima investigación es un sistema de inteligencia artificial holográfica que ha llamado XRA ( eXtremely Radical Intelligence). Tras dejar a niño en casa, Hal se va a una entrevista de trabajo y deja a Josh solo con XRA. Josh piensa que la inteligencia artificial puede acabar su trabajo para clase así que se lo pide, pero esta le responde que no tiene suficiente información. Entonces Josh introduce en el ordenador el disco de Sonic X-Treme y es cuando empiezan a pasar cosas raras: Sonic deja de responder a los mandatos del mando y a actuar por su cuenta, escapando del videojuego y encontrandose con su "viejo amigo" Josh en el mundo real. Por supuesto Sonic estaría hecho en CGI y el resto, en imagen real.

Pero no todo es "bonito". Junto a Sonic, también escapa del videojuego el Dr. Robotnik, que comienza a causar caos y destrozo en el mundo real. La trama principal de la pelicula gira en torno a como Josh y Sonic intentan detener los planes de Robotnik, a la vez que tiene que esforzarse por hacerlo lo antes posible ya que al estar en el mundo real, Sonic va perdiendo sus poderes paulatinamente, motivo por el que tienen que encontrar las Chaos Emeralds para poder "revitalizarse". Esto da lugar a algunos momentos curiosos como cuando encuentras la primera esmeralda, Josh la toca y consigue un subidón de energía tan grande que consigue acabar su trabajo escolar en 30 segundos.  Mientras tanto, Robotik ha tomado posesión de un parque de atracciones abandonado y lo está usando como su cuartel general, llamado por supuesto Botnikland, donde planea como conquistar el mundo. Para eso recluta a un grupo de matones de colegio y los potencia implantándoles partes de robot, a los que llama Bullibots.

Sonic y Josh tienen que pararles los pies mientras que Robotnik usa su parque de atracciones para atraer a niños que serán robotizados y obligados a trabajar para él buscado las chaos emeralds ( que están escondidas en piedras normales y corrientes por lo que los niños esclavos trabajan en minas para localizarlas), cosa que no sale demasiado bien cuando Sonic es capturado por Robotnik, Josh cuenta a sus padres lo que está sucediendo pero no le creen, y los niños robotizados están siendo devueltos a sus casas "siendo los hijos modelo que sus padres siempre quisieron: no hacen ruido, siempre hacen los deberes, limpian su habitación y se comen todas las verduras". Tras el enfrentamiento, Josh, Sonic, Robotnik y los padres de Josh son succionados dentro del videojuego y consiguen atrapar a Robotnik allí. Josh y sus padres consiguen volver a la realidad humana pero Sonic decide quedarse atrás y cuidar de que Robotnik no vuelve a escapar.

Este es el resumen de la trama de la película. Hay algunos mas detalles, que pueden leerse en el artículo de Kotaku donde se ha revelado esta información. Finalmente la película no pudo ser. En un principio SEGA estaba muy contenta con el guión, e incluso a SEGA Japón les gustó en un principio, pero la cosa empezó a torcerse cuando desde SEGA Japón pideron que cambiasen el villano: no querían que fuese Eggman sino alguien nuevo. Antes incluso de acabar el nuevo guión con el nuevo villano, cancelaron la película y se quedó para siempre en un cajón, sin dar mas explicación a Richard Jeffries, que intentó vender el guión a Dreamworks pero tampoco pudo ser.

No queda del todo claro por qué se canceló la película ( quizás relacionado con la cancelación de Sonic Xtreme? o por que vieron que una película así no habría funcionado?), pero lo que si podemos estar seguros es que probablemente de haberse hecho realidad, hoy sería una fuente de memes, al igual que la película de imagen real de Mario.  ¿Quien sabe? Quizá si hubiese salido, hoy en día no tendríamos a Sonic tal y como lo conocemos...


RESEÑA: Sonic The Hedgehog #6 (IDW)

The stars don't twinkle, the moon don't shine

El segundo sub arco llega este mes a su fin, con el segundo número de "The Fate of Dr. Eggman".  Al igual que el anterior, este número está llevado por el dúo dinámico de Ian Flynn y Tracy Yardley.

Este número es el final de la introducción de la serie antes de empezar a desarrollar de golpe los nuevos acontecimientos y personajes. Tras el primer arco de introducción de personajes, este segundo arco nos propone la posibilidad de conocer el paradero de Eggman tras los hechos de Sonic Forces. En el número anterior descubríamos que Eggman estaba en estado amnésico y ahora se hace llamar Mr. Tinker, un ciudadano apacible que solo quiere ayudar y hacer la vida más fácil a los habitantes de un pueblo. Pero Shadow no lo tenía tan claro como los demás, y le planta cara a Sonic.
A partir de aquí, ¡spoilers para los que aún no hayan leído el #6!

Este número está muy centrado en la lucha de Shadow contra Sonic, corriendo y dándose galletas a raiz de que Mr. Tinker y Eggman no merecen lo mismo, aún siendo la misma persona técnicamente. Shadow quiere darle una buena tunda a Mr. Tinker porque sabe que Eggman sigue ahí, incluso hace referencia a que "perder la memoria no te hace menos peligroso" (él sabe de ese tema bastante), pero Sonic argumenta que si realmente es bueno, hay que pasar página y dejarle estar como está ahora. Tras unas cuantas patadas y puñetazos, Sonic convence a Shadow de que todo el mundo merece un perdón, incluyendo a Eggman. Shadow no entiende como puede perdonar a Eggman cuando ha querido destruirle tantas veces, pero Sonic le recuerda que él también quiso destruirle un par de veces y ahí están tan amigos.

Mientras Sonic y Shadow se entienden y llegan a un acuerdo pacífico post-pelea, Rouge informa a los Chaotix de que ella fue el informante anónimo que avisó de la localización de Eggman, dándoles tiempo de llegar a ellos y Sonic para protegerle antes de que Shadow le reventase la cabeza prematuramente. Si es que Rouge al final es un trozo de pan eh.

Finalmente, se revela que lo de construir Eggman Land no era más que un parque para los niños del pueblo, y el nombre simplemente le vino sin más a la cabeza, como un residuo de su antigua vida. Todo parece estar aclarado y el mundo seguiría en paz. Pero recordemos que alguien está dirigiendo ataques con los robots de Eggman... Y al final de este número podemos por fin ver quién es. No es otro que... ¡¿Eggman?!
Parece que se va a poner interesante la cosa. El #7 llegará en solo unas semanas y comenzará por fin la historia principal de esta serie de cómics, con la promesa de desvelar al nuevo villano y probablemente algún personaje nuevo. ¿Cuál de los dos es el verdadero Eggman? ¿Qué o quién es el otro? ¡Tenéis unas semanas para teorizar!

Opinión: Jim Carrey como Eggman


Un giro inesperado en la nueva película de Sonic.

La noticia saltaba hace tan solo unos días, y corría por todos los medios fuesen habituales de los videojuegos o no: Jim Carrey interpretará a Eggman en la nueva película de Sonic. ¿Pero quién es este señor? Os preguntaríais quizá los fans del erizo más jóvenes, mientras que los que ya le conocíamos de antes nos preguntábamos si encajaría en el papel.

Para los que desconocen de dónde proviene este actor y por qué ha despertado tanto revuelo su futura encarnación como Eggman, os puedo decir que Jim Carrey es, o mejor dicho era hace unos años, uno de los actores con mayor caché de todo Hollywood. Este genial cómico que lleva haciendo a la gente partirse de risa desde los años 70, y alcanzó la fama mundial a mediados de los 90 con comedias como Ace Ventura, o La Máscara (The Mask).

Desde entonces su carrera en el cine no paró de crecer, al igual que su fama mundial. Sin embargo en los últimos tiempos parece que las comedias ya no están de moda en Hollywood como antes, motivo por el que en más de una ocasión ha tenido que demostrar sus cualidades como actor de papeles serios. Dejando a un lado las polémicas sobre su vida personal que no vienen al caso, este papel interpretando a nuestro querido Eggy supondría el regreso de este actor a la gran pantalla internacional, y es por esto por lo que se ha levantado tanto revuelo dentro y fuera del mundo del videojuego.

Es bastante probable que quienes no le conozcáis hayáis buscado su rostro en Google para ver si se parece mínimamente a nuestro científico chiflado favorito, y si lo habéis hecho ya habréis podido comprobar como el parecido en más bien nulo. Esto ha sembrado el desasosiego entre más de un fan del erizo, lo que sumado a las noticias previas que han ido llegando sobre la película de Sonic, no hacen presagiar un resultado muy alentador.

The Mask, una de las mejores películas de nuestro nuevo Eggman.

Personalmente yo solo os puedo decir dos cosas, la primera que hasta ahora yo tampoco tenía demasiadas esperanzas puestas en esta película. Y la segunda es que digo “hasta ahora” porque la incursión de Jim Carrey en el proyecto me ha supuesto una importante inyección de hype. ¿Por qué? Pues porque Jim Carrey es uno de mis actores favoritos, me encantan sus películas, y no me cabe la menor duda de que es perfectamente capaz de caracterizar a Eggman como no podemos llegar ni a imaginarnos.

Jim Carrey posee unas dotes para la interpretación y la comedia como pocos actores han tenido. Como decían en Los Simpson, “es capaz de hacerte reír con el simple aleteo de sus extremidades”. Si no le conocéis, os recomiendo encarecidamente que os pongáis a ver algunas de sus películas (especialmente las primeras) para que vosotros mismos podáis comprobar cómo está perfectamente capacitado para hacer de Eggman.

No os fieis de su rostro en las fotos, es capaz de alcanzar unos niveles de caracterización de personajes con los que el resto de actores solo pueden soñar. Y si bien es cierto que esto no garantiza que vayamos a tener un Eggman fiel al personaje habitual, si que abre la puerta a poder ver algo cuanto menos interesante en pantalla. Si finalmente se confirma su presencia en la película (aún pueden cambiar muchas cosas), ya os digo yo que mi entrada la tienen vendida, aunque solo sea por la curiosidad de ver el resultado en pantalla.

En los últimos años nos hemos acostumbrado a un Eggman magistralmente interpretado por Mike Pollock, el cuál capta a la perfección el espíritu gamberro del personaje con el que fue concebido. Eggman es algo así como un niño malcriado gigante que casi parece disfrutar más troleando a Sonic y sus amigos, que tratando de llevar a cabo sus planes de dominación mundial.

Jim Carrey demostrando sus camaleónicas habilidades interpretando a el Grinch.

Pero claro, Mike Pollock es actor de doblaje, es poco probable que aceptase caracterizar a Eggman en la gran pantalla. Y ante la ausencia de Pollock, ¿quién mejor que Jim Carrey? A mí personalmente no se me ocurre nadie tan capaz para captar y sacar provecho de ese carácter gamberro del personaje, y la sola idea de ver a este actor caracterizando a nuestro querido Eggy es un sueño imposible para mi yo de los años 90 (y creo que no soy el único).

Otro aspecto importante es que esto le va a dar a la película de Sonic una repercusión como jamás habría tenido de otra manera, no os sorprendáis si al ir al cine veis a toda clase de personas en la sala. Carrey sabe bien como llenar los cines con su sola presencia, y tantos años de sequía aumentan y mucho las ganas de volverle a ver en escena interpretando un personaje cómico.

Es posible que alguno de vosotros tema que la popularidad del actor sea tal que Eggman acabe eclipsando a Sonic en la gran pantalla, y es cierto que más de uno en el cine estaría más atento del villano que del erizo. Pero Carrey ya demostró que sabe mantenerse en segundo plano haciendo de villano en Batman Forever, película que aunque no recibió precisamente buenas críticas, nos sirve para comprobar que este carismático actor sabe cuándo hacerse a un lado y dejar el protagonismo a otro.

Personalmente me cuesta creer que este sueño se vaya a ver hecho realidad, ya que esta película parece estar dando demasiados tumbos, lo que no suele augurar nada bueno en el mundo de Hollywood. Y aunque acabe ocurriendo, eso no nos garantiza que vayamos a salir contentos del cine. En mi caso por ejemplo un fracaso me fastidiaría el doble, tanto por Sonic como por el regreso truncado de este gran comediante.

¿Veremos algo así en la gran pantalla?

Pero a pesar de todo se abre una puerta para el optimismo, y ya solo con esto se consigue aumentar mucho mi interés por esta película, que como ya digo estaba bastante por los suelos. Los que ya conocéis a Carrey de antes sabéis a lo que me refiero y de lo que es capaz, y a buen seguro que su encarnación de Eggman os despierta cuanto menos curiosidad.

Falta mucho todavía para saber cómo acabará todo esto, y como digo la película aún puede dar muchas vueltas. Pero si finalmente Jim Carrey está en ella, sea buena o mala os garantizo que va a despertar una atención hacía ella como nunca antes habíamos visto entorno al erizo.

Las opiniones vertidas en esta columna son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de Sonic Paradise.

Opinión: Sega no es solo Sonic (Dynamite Headdy y Ristar)


Dos estrellas fugaces que intentaron seguir el camino de Sonic.

Se suele hablar con frecuencia de las mascotas de Sega que precedieron a Sonic como emblema de la compañía, pero rara vez se hace alusión a los que trataron de sucederle después, a pesar que no fueron precisamente pocos. Y es que por si esos agoreros que decían que Sonic solo era una moda pasajera, acababan teniendo razón, Sega buscó varias veces tener un as en la manga para reemplazar al erizo en caso de que fuese necesario.

El propio Knuckles fue presentado como una especie de sucesor de Sonic, llegando a publicarse en algunos medios que Sonic & Knuckles sería el título en el que ambos personajes se pasarían el testigo de la compañía. Algo que vino a “confirmarse” un año más tarde con la llegada de Knuckles Chaotix, que presumiblemente sería el primero de los títulos que llegarían con el equidna como nueva mascota.

Dynamite Headdy es la estrella del escenario.

Es bastante probable que detrás de todo esto solo hubiese hábiles estratagemas de marketing, y más tratándose de aquella época. Pero lo cierto es que cada dos por tres aparecía uno de estos nuevos aspirantes llamado a convertirse en el nuevo buque insignia de Sega. Este es el caso de los dos personajes que recordamos hoy: Dynamite Headdy y Ristar. Y es que estos dos héroes tienen en común algo más que el hecho de ser de color amarillo, y de poder estirar alguna parte de su cuerpo para agarrarse a cosas.

Y eso a pesar de que en sus respectivos desarrollos no hubo nada en común, Dynamite Headdy llegaba en 1994 de la mano de Treasure en un juego producido por la propia Sega. Mientras que Ristar llegaría un año más tarde y correría a cargo de buena parte del Sonic Team, que se pasaría años tratando de rescatar los conceptos de aquel “Project Feel” que tan estrechamente estuvo unido a Sonic. De hecho parece ser que el propio Ristar se llegó a plantear como un personaje para los juegos del erizo, de forma similar a lo ocurrido con Knuckles.

Ristar es literalmente una estrella.

De un modo u otro ambos títulos no parecieron conseguir la fama del erizo, ni siquiera a pesar de ser presentados a bombo y platillo en los medios de la época y venir apoyados por una fuerte campaña de marketing. Aquí no se puede hablar ni mucho menos de falta de apoyo, ya que en el caso de Dynamite Headdy se le podía ver hasta en la sopa, llegando incluso a ser el protagonista principal de cierta cinta de música promocional en la que a modo de invitado se incluía también a un tal Sonic.

Además Dynamite Headdy llegó en el que probablemente sea el mejor año de Mega Drive, en medio de una auténtica avalancha de juegazos. Tal vez fuese por esto mismo por lo que no logró una mayor repercusión, dada la cantidad de competidores de gran calidad que tuvo en las tiendas, entre ellos Sonic 3 y Sonic & Knuckles.

Cabezón Mix, imprescindible en el Walkman de todo fan de Sega allá por 1994.

Curiosamente con Ristar fue todo lo contrario, ya que a pesar de que 1995 tampoco fue precisamente un mal año para Mega Drive/Genesis, la gente estaba ya por aquel entonces con la cabeza puesta en la nueva generación de consolas que llegaba. Y así Ristar solo fue una gota más en medio de un océano de juegos de plataformas ya disponibles, con un torbellino de cambio generacional llevándose toda la atención.

Sobra decir que ninguno de estos dos juegos contó con secuela alguna, a pesar de que podrían haberlo hecho perfectamente. Lo único de ellos que podemos encontrar además de sus juegos originales, son sus respectivas conversiones a Game Gear. Y en el caso de Dynamite Headdy también lo pudimos ver pasar fugazmente por Master System gracias a Tec Toy.

La versión para Game Gear de Ristar, ese suelo de cuadraditos me es familiar…

Estas versiones para 8 bits cosecharon diferente resultado, ya que, si bien en el caso de Dynamite Headdy nos encontrábamos con algo bastante recortado con respecto al original, en el de Ristar nos llevamos la grata sorpresa de encontrarnos una versión especialmente adaptada a las limitaciones de Game Gear, con elementos propios que en algunos casos incluso podían superar a los del original.

En ambos títulos nos encontramos con un plataformeo más pausado y propio del género, donde prima bastante la habilidad por encima del espectáculo. Curiosamente las mecánicas de ambos juegos no son muy distintas, si bien su ejecución los hace completamente diferentes. Además ambos estrujan bastante bien el potencial de la máquina, con unos gráficos preciosos, ambientaciones únicas, bandas sonoras inolvidables, y toneladas de jugabilidad.

Las versiones japonesas presentan diferencias incluso en la trama.

En el caso de Dynamite Headdy nos meteremos de lleno en una obra de teatro con marionetas, donde el protagonista trata de acabar con los planes de dominación del malvado Dark Demon. Sin embargo no todo en esta obra estará planificado, ya que de vez en cuando el molesto Trouble Bruin irrumpirá en escena para tratar de arruinar la actuación de su rival Dynamite Headdy.

En el caso de Ristar le tocará un papel de héroe algo más tradicional, atendiendo a una desesperada llamada de socorro desde el otro lado de la galaxia. Ristar es el hijo de un gran héroe famoso en todo el universo, y como tal debe continuar con el legado de su progenitor. Curiosamente en ambos juegos encontramos severas diferencias si jugamos a la versión japonesa, algunas tan importantes que llegan incluso a afectar a la trama.

Ambos juegos están disponibles en el nuevo recopilatorio de Sega.

Dos joyas perdidas en el tiempo que absolutamente nadie a quién le gusten los juegos de plataformas puede dejar pasar. Y además lo tenéis muy fácil si no los conocéis y queréis jugarlos, ya que acaban de regresar en el nuevo Sega Mega Drive/Genesis Classics para PS4, One, y PC. Donde por cierto podréis cambiar la región del juego para disfrutar de las diferencias que ofrece la versión japonesa de cada uno.

Son muchos los que aspiraron al título que ostenta Sonic, antes y después que él. Pero el erizo se ha mantenido imperturbable en su puesto durante 27 años, y eso tiene aún más mérito si tenemos en cuenta la enorme calidad de los que trataron de ocupar su trono. No dejéis pasar la oportunidad de conocer a estas dos mascotas perdidas en el tiempo, pues al igual que Sonic son iconos de una época muy especial, y grandes estrellas que brillan con luz propia en el firmamento de Sega.

Las opiniones vertidas en esta columna son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de Sonic Paradise.

Opinión: Team Sonic Racing


Ya tenemos aquí el nuevo Sonic de carreras.

Era un secreto a voces desde hace casi un año, a pesar de que alguno pareció perder la pista de lo que se acercaba tras aquel tráiler de Sega en el que se hacía una pequeña referencia a Sonic R… El nuevo Sonic de carreras ya ha sido presentado, y tal y como decían las informaciones fiables se trata básicamente de un Sonic & Sega All-Stars Racing 3, pero con personajes de Sonic solamente.

Del mismo modo ya sabíamos que será Sumo la encargada una vez más de estar al frente, lo que es sin duda una alegría teniendo en cuenta el magnífico trabajo que hicieron con los anteriores. Y es que Steve Lycett y compañía saben bien como ofrecer una alternativa al omnipresente Mario Kart desde hace tiempo. Y además ahora mismo sufrimos una pequeña escasez de títulos de este tipo, por lo que este nuevo Sonic de carreras podrá correr a sus anchas y tener una buena recepción entre los usuarios no habituales del erizo.

Cierto es que la ausencia de otros personajes de Sega hace el juego menos atractivo para el público no habitual del erizo, e incluso muchos fans de Sonic echaremos de menos a otros personajes de la compañía. Pero todos sabemos ya que el tipo de usuario medio que compra este tipo de juegos lo suele hacer porque sale Sonic en él, y que desgraciadamente la mayoría de usuarios actuales ni sabe quiénes son Alex Kidd o Nights.

En Sega son muy conscientes de esto, así como del caos de licencias que un crossover masivo de estas características suele suponer. Incluir a tal cual personaje de este o aquel juego, no es tan sencillo como nos creemos. No basta con querer ponerlo y ya, en muchos casos hay que batallar legalmente con licencias o con los propios creadores originales de dichos juegos. Normalmente estos problemas legales se resuelven a base de dinero, pero parece que Sega no encuentra ya rentable costear todas esas licencias para un juego que con suerte venderá “bien”, como hicieron sus predecesores.

Algunos creyeron que se trataba de un “Sonic R 2”.


Hasta la propia Nintendo se ve inmersa en un torbellino legal cada vez que saca un Super Smash Bros., de hecho el propio Sakurai ha dicho alguna vez que esa es la parte más complicada del desarrollo cuando hacen una nueva entrega. Y es que no son solo personajes o nombres, hasta las músicas de los juegos se suelen ver envueltas en estos conflictos legales. Tal y como los fans de Sonic bien conocemos por el tema de Sonic 3…

Sabemos que Lycett ha estado durante años tratando de promover un All-Stars Racing (como buen fan que es), pero lo más probable es que en Sega le hayan dicho que o se hace solo de Sonic, o no se hace. Simplemente porque no compense en costes de desarrollo por las razones ya mencionadas. No obstante esto no significa que no pueda haber algún personaje de Sega por allí como invitado, tal y como ya los había en los Sonic Riders.

Sobre el juego no se ha dado mucha información, pero tanto su propio nombre como la escasa descripción que han dado apuntan a una clara influencia de Sonic Heroes. De este modo podremos formar equipos de hasta tres personajes con diferentes habilidades de velocidad, vuelo, o fuerza. Cosa que por cierto también había en los Sonic Riders.

Se ha anunciado que contaremos con 15 personajes distintos, lo que nos daría como resultado 5 equipos diferentes, que podrían ser los 4 equipos de Sonic Heroes y alguno nuevo más. A priori la cifra de personajes puede resultar algo escasa, pero en este tipo de informaciones no se suelen tener en cuenta los posibles contenidos ocultos, por lo que aún podría haber un número indeterminado de personajes desbloqueables.

En los Sonic Riders también se hacía un pequeño guiño a Sonic R en el logo.


Puestos a teorizar sobre posibles nuevos equipos, sonaría muy bien la incorporación de un “Team SegaSonic”, donde manejásemos a Sonic clásico (velocidad), y los recientemente reaparecidos Mighty (fuerza) y Ray (vuelo). O tal vez un “Team Metal”, con Metal Sonic, Metal Knuckles, y Tails Doll. Lo que daría sentido a aquel guiño a Sonic R en el tráiler inicial.

Precisamente aquel guiño provocó que algunos se pensasen que se iba a tratar de un juego de carreras a pie como Sonic R, una especie de secuela de aquel juego querido por unos y odiado por otros. Pero es precisamente el ir a pie lo que provocó que a muchos no les gustase el juego, ya que induce a creer que se va a controlar como un Sonic de plataformas en 3D en lugar de como un juego de carreras. Y claro, luego vienen las quejas sobre que el control es malo, principal motivo por el que se critica a aquel juego.

Si se ha vuelto a apostar por personajes en coches es por algo, a pesar de que una horda de cuñados haya inundado Internet con el rancio y cansino lloriqueo del “¿Qué hace Sonic en un coche?” Algo que hasta ha provocado la intervención del propio Aaron Webber para explicar por enésima vez que se trata de una competición que debe atenerse a unas normas para ser igualada, y por lo tanto Sonic debe ir en coche como todos los demás personajes, aunque eso le suponga ir más despacio.

Ya ha tenido tiempo la gente desde 1994 para acostumbrarse a ver a Sonic montado en un coche, pero parece que vamos para atrás en muchas cosas y estas es una de ellas, pues se han batido todos los récords sobre quejas estúpidas al respecto. Todavía nos quedan por delante muchos meses de aguantar “ingeniosos” con sus ridículos chistecitos de parvulario, pero al menos así están consiguiendo que cada vez más gente ajena al mundo del erizo se percate de lo absurdas y ridículas que son muchas veces las quejas hacia el erizo, y empiecen a no tenerlas en cuenta.

Por mucho que les escueza a algunos, Sonic lleva ya 24 años conduciendo.


También se ha confirmado la presencia de un modo historia, tal y como ya se incluía en los Sonic Riders. Se desconocen los detalles sobre este interesante modo, pero de momento en la portada del juego ya se puede atisbar la presencia de un enigmático personaje de aspecto muy particular. ¿Quién será? ¿Un nuevo personaje, o Big the Cat disfrazado?

Todavía habrá que esperar un poco para conocer más información sobre el juego, tal vez hasta el E3 o las fechas previas a él. A ver si así podemos arrojar algo más de luz sobre alguno de los numerosos puntos oscuros que todavía quedan, como por ejemplo los circuitos, de los que de momento solo sabemos que estará Planet Wisp. De hecho los propios Wisp harán acto de presencia una vez más, y su papel será el de los clásicos objetos de ayuda de este tipo de juegos.

Confiamos en que todo vaya bien y tengamos entre nosotros a un digno sucesor de la serie All-Stars Racing, aunque tengamos que echar de menos ese toquecillo especial que le daban los otros personajes de Sega. Tal vez en un futuro volvamos a tener a Alex Kidd y compañía como invitados, pero de momento volveremos a contar con un juego de carreras exclusivo de Sonic, tal y como llevamos haciendo desde 1994 aunque algunos todavía no se enteren.

Las opiniones vertidas en esta columna son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de Sonic Paradise.

Team Sonic Racing es el nuevo Sonic de carreras

Sonic vuelve a ponerse al volante del Blue Star

Si habéis estado atentos a las redes sociales de Sonic Paradise ya lo habréis visto, pero ha llegado el momento de conocer el nuevo juego de carreras de Sonic que Aaron Webber y su equipo estuvieron dejando caer durante el pasado SXSW.

Se trata de Team Sonic Racing y fue desvelado oficialmente el pasado 30 de Mayo después de que la cadena de supermercados Walmart filtrase el juego en su versión para Switch.

Team Sonic Racing es el nuevo juego de carreras del erizo que estábamos esperando, desarrollado por Sumo Digital y esta vez sólo con personajes de Sonic, sin ningún personaje de SEGA para acompañar al erizo. En la nota de prensa del anuncio se desvelan los siguientes detalles:

- Los personajes podrán de ser uno de los tres tipos de personaje disponibles: Velocidad, fuerza y técnicos.
- La mecánica principal girará en torno a los equipos. Haz un equipo y colabora con tus compañeros para conseguir ganar la carrera. Comparte ítems, realiza el ataque especial Team Ultimate y la victoria será tuya, aunque el primer en cruzar la meta no seas tu sino un compañero de equipo, todo será compartido.
- Corre solo o acompañado en el modo multijugador tanto online como offline, en modo cooperativo en todos los modos de juego disponibles: Gran Prix, Exhibición, contrarreloj, y el modo Team Adventure.
- El modo Team Adventure será el esperado modo historia donde aprenderemos a dominar las técnicas de juego mientras que vemos que está sucediendo en el mundo de Sonic y sus amigos.

- Habrá 15 personajes para elegir, de los que de momento solo están confirmados Sonic, Tails, Knuckles y Shadow. En parrilla podremos enfrentarnos hasta a 12 jugadores.
- Habrá especial hincapié en la personalización de los vehículos, donde podremos modificar a nuestro antojo tanto el aspecto como el rendimiento de nuestros coches.
- Los Wisps serán los ítems que recojamos a través de las carreras. Habrá 14 tipos de Wisp diferentes que nos otorgarán diferentes habilidades.

El juego no tiene fecha de lanzamiento pero en el trailer se nos informa de que llegará en invierno, por lo que es probable que lo veamos en Septiembre. Se lanzará para PS4, Xbox One, Switch y PC.

Entre los circuitos, tan solo se ha podido ver Planet Wisp, pero es de esperar que veremos localizaciones de toda la historia de Sonic.

Además de esta información tenemos también el trailer de anuncio y unas imágenes del juego, tanto ingame como de carátulas y artes. Pueden verla a continuación, y no olvidéis que si queéis etar al dia de todo lo que sucede en el mundo de Sonic debéis estar muy atentos a Sonic Paradise, en especial a sus perfiles oficiales en Twitter Facebook.





RESEÑA: Sonic The Hedgehog #5 (IDW)

Primero Shadow, luego Chip, ahora... ¿Eggman?

Por fin acabó la agonizante espera de un mes a la que nos tendremos que acostumbrar para recibir cada nuevo número de la serie de cómics de IDW, y hoy nos llega el #5, la primera de dos partes que tendrá el arco "The Fate of Dr. Eggman".
El cómic vuelve a estar dibujado por Tracy Yardley, quién ya hizo el #1 y que junto a Ian Flynn forma el dúo dinámico de los cómics de Archie. La historia no empieza inmediatamente en el final del #4, sino que estamos en mitad de un conflicto entre Sonic, Espio y unos cuantos badniks, pero antes de pasar a la sección "spoilers", hay que mencionar que este cómic, al ser ya el segundo arco de esta primera saga, introduce un pequeño resumen de lo ocurrido hasta ahora y pequeños perfiles de personajes para los nuevos lectores que se vayan incorporando.
Durante todo el cómic hay referencias a los juegos, tanto algunas muy directas a otras más sutiles como ver a Espio haciéndose invisible. En ambos casos, son guiños que harán las delicias de los fans de los videojuegos además de los cómics.
Ahora si, ¡spoilers a partir de aquí!

Sonic y Espio se enfrentan a una bandada de badniks, mientras Espio informa a Sonic de que la investigación del Team Chaotix ha dado sus frutos y han localizado a Eggman... más o menos. 
Cuando Sonic y Espio llegan a la aldea donde se sitúa la última posición conocida del doctor, Charmy y Vector se unen al equipo y Sonic se encuentra con nuestro querido piscópata huevo andante... Excepto porque tiene una ropa completamente distinta y su comportamiento es completamente pacífico. 

Sonic desconfía, pero tras unas cuantas conversaciones se da cuenta de que Eggman, ahora conocido como Mr. Tinker, ha pasado los últimos días ayudando a todos los ciudadanos de esa aldea, cuidando a los niños, y aterrorizado de los badniks, completamente amnésico y ajeno a su pasado como Eggman. Deciden optar por el bien mayor: ignorar dicho pasado y aceptar a Mr. Tinker como un buen ciudadano, al menos por ahora (con un ojo echado en caso de que se trate de una jugarreta clásica de Eggman, claro)
Un grupo de Badniks dirigido por alguien desconocido (el nuevo gran enemigo que conoceremos en un par de números) ataca la aldea, aparentemente buscando a Eggman, pero Sonic y los Chaotix los despachan rápidamente. Es aquí cuando llegan los verdaderos problemas: Shadow y Rouge aparecen, dispuestos a acabar con Mr. Tinker de una vez por todas. ¿Qué pasará entre ellos y Sonic en el próximo número?
Habrá que esperar hasta finales de junio para ver el desenlace de este pequeño arco. Por el momento, ¿vosotros qué opináis de Mr. Tinker? 

Opinión: Sega no es solo Sonic (Alex Kidd)


Salta sin parar con la antigua mascota de Sega.

Mientras esperamos la avalancha de noticias que presumiblemente nos dejará el E3, este es un buen momento para recordar otro de los viejos clásicos de Sega. En esta ocasión le toca nada menos que a Alex Kidd, personaje del que todo fan de Sonic seguro que ha oído hablar, aunque solo sea por aquello de ser el precursor de Sonic como mascota de Sega.

Las peripecias de este cabezudo personaje comienzan en 1986 con Alex Kidd in Miracle World para Master System, consola que se convertiría en su hogar de forma casi exclusiva. Recientemente hemos sabido que este juego originalmente iba a ser una adaptación de la primera serie de Dragon Ball, lo que explica muchas cosas sobre su diseño, y probablemente le habría dado unas cuantas ventas más en su día que le habrían venido muy bien.

Esta primera aventura es para muchos la mejor, su mezcla de plataformas y aventura dejaba atrás a otros títulos similares de la época, y su dificultad hizo que tan solo unos pocos elegidos fueran capaces de llegar a ver los créditos finales. El manejo de diferentes vehículos también fue algo revolucionario en un juego de este tipo, y es algo que los juegos de plataformas siguen usando incluso hoy en día.

Alex Kidd in Miracle World fue el primer juego de muchos jugadores en Europa, Australia, y Brasil. Pero en el resto del mundo no pudo ayudar demasiado a las ventas de la consola y pasó bastante más desapercibido. Por suerte en los últimos tiempos va consiguiendo algo más de fama progresivamente, gracias en gran medida a reediciones digitales en sistemas actuales.

Alex Kidd in Miracle World regresará pronto a Switch.

¿Merece la pena jugar hoy en día a este primer Alex Kidd? Pues si merece la pena jugar a alguno, es sin duda a este. Por lo que es sin duda el mejor punto por el que iniciarse en la serie. Eso si, tened en cuenta que se trata de un juego muy de la vieja escuela, y que nadie os va a llevar de la manita en cada fase. Se trata de un plataformas bastante difícil que requiere más paciencia de la que les solemos otorgar hoy en día a los juegos.

Puede que este primer Alex Kidd no fuese un exitazo de ventas (la fama le llegaría años más tarde al ser incluido en la mayoría de packs de Master System), pero si fue suficiente como para dar lugar a varias secuelas. Lamentablemente pocas siguieron los pasos de Alex Kidd in Miracle World, tanto en el aspecto jugable como en la calidad.

El primer sucesor de esta saga fue Alex Kidd and the Lost Stars para máquinas recreativas, y lo hizo el mismo año en que nació el personaje. Este título presentaba un arcade plataformero muy diferente del primer juego de la serie, en el que Alex y su novia Stella debían superar fases de scroll lateral a base de saltar y disparar en un divertido modo cooperativo. Y al tratarse de un juego para arcades se redujo notablemente el componente aventurero, con una jugabilidad más sencilla y una menor dificultad.

Dos años más tarde Master System recibiría una conversión del juego, pero perdiendo bastantes cosas por el camino, como por ejemplo el modo cooperativo. Esto le restaba gran parte de interés al título, por lo que pasó sin pena ni gloria por el catálogo de una consola que por aquel entonces ya tenía cosas más interesantes que ofrecer.

Curiosamente Alex Kidd and the Lost Stars fue el segundo juego de la saga, pero no el segundo que llegó a Master System, ya que ese mérito le corresponde a Alex Kidd BMX Trial, el cual es sin duda el juego más desconocido de toda la saga debido que solamente salió en Japón. Aquí el bueno de Alex dejaba de lado las plataformas para meterse de lleno en carreras de bicicletas con extrañas habilidades que les permitían ir por tierra, mar y aire.

Numerosos hacks y fangames han tratado de continuar la saga.

Asi como quién no quiere la cosa, este título convirtió a Alex Kidd en la primera mascota plataformera que protagonizó un spin off de carreras, y lo hizo 5 años antes que cierto fontanero. Además lo hizo introduciendo un sistema de control de lo más curioso, que fue el principal motivo por el que jamás nos llegó a occidente. Y es que para jugar era necesario emplear un trackball, un mando especial con una bola que simulaba el pedaleo de la bici. Como dicho mando nunca salió de Japón, tampoco lo hizo el juego. Aunque si tenéis curiosidad existen hacks no oficiales que adaptan el manejo al de un mando convencional.

Fue también en 1987 cuando nació el siguiente título de Alex Kidd, pero no lo hizo de la manera convencional, ya que en aquel año se publicaba Anmitsu Hime para Master System en Japón, una aventura basada en un popular anime del famoso Studio Pierrot. Sin embargo aquí Alex Kidd decidió hacer exactamente lo mismo que hizo Mario en aquel año con Doki Doki Panic, es decir “apropiarse” de un juego que no es suyo y llevárselo a occidente.

Así ya en 1989 llegaba Alex Kidd in High Tech World a las Master System occidentales, tomando el juego original japonés y reconvirtiéndolo en una aventura de Alex Kidd. Este tipo de “mutaciones” para occidente eran más comunes de lo que parece, y por lo general solían resultar en algo radicalmente distinto a lo que estábamos acostumbrados en la saga en cuestión. En este caso el cambio drástico hizo aún más indefinido el estilo de la serie Alex Kidd, y además fue el inicio de una serie de tramas locas que iban a sacar al personaje de su estilo habitual para llevarlo a lo que básicamente eran parodias.

A pesar de esto Sega aún le dio una última oportunidad al personaje antes de hacer que la serie acabase reducida a una comedia, y lo hizo con Alex Kidd and the Enchanted Castle. Esta vez para la nueva consola que Sega acababa de estrenar, nada menos que Mega Drive/Genesis. Cabría esperar que el salto generacional le diese un impulso importante al personaje, y de hecho se decidió dejar de lado los experimentos locos y volver al estilo del primer Alex Kidd.

Así Enchanted Castle se presentó como una secuela directa de in Miracle World, incluso en el plano argumental. Y se recuperaron gran parte de los elementos que estableció el primer juego de la saga como base de la serie. Por desgracia las prisas para tenerlo listo en el lanzamiento de la consola hicieron que no se pudiese aprovechar bien el potencial de esta, resultando así en un juego que, si bien es probablemente el segundo mejor de toda la saga, flaqueaba en varios aspectos incluso con respecto al original.

Alex Kidd in the Enchanted Castle vendrá incluido en Sega Mega Drive Classics.

Para colmo este juego se vio rápidamente eclipsado por otros títulos para la consola sin siquiera tener que esperar a que llegase Sonic, ya que por ejemplo Castle of Illusion lo dejaba bastante atrás en todos los aspectos. Por no mencionar la llegada de SNES con Super Mario World, donde sencillamente no había competencia. Así el pobre Alex pagó las prisas de Sega y perdió su última oportunidad como mascota, haciendo que la compañía comenzase ya a buscar su sustituto.

No obstante aún veríamos un último juego de la serie para Master System, con el que Sega buscó precisamente explotar el lado cómico del personaje empleándolo para parodiar otros de sus grandes clásicos. Para el debut de esta nueva serie, Sega escogió la saga Shinobi para que fuese visitada por el personaje en Alex Kidd in Shinobi World allá por 1990. El plan original era llevar a Alex Kidd por otros mundos, e incluso introducir pequeños guiños ajenos a Sega, como un curioso cameo del mismísimo Mario a modo de jefe de final de fase.

Por desgracia dicho cameo no pudo llegar a materializarse en la versión final por temor a las represalias de Nintendo, y además en aquel entonces Master System ya estaba fuera de combate en Estados Unidos y Japón, por lo que tal vez habría sido mejor haber iniciado esta serie en Mega Drive. Pero por desgracia no fue así y hubo que sumar otro título más que pasó sin hacer ruido, aunque al menos sirvió para que Alex Kidd se despidiese de nosotros en la misma consola que le vio nacer.

Desde entonces somos muchos los que pedimos el regreso del personaje, que merece sin duda una segunda oportunidad. No como mascota de Sega, evidentemente. Pero si como franquicia de plataformas, género que parece volver a estar de moda. Por desgracia el bueno de Alex Kidd sigue encerrado en el baúl de los recuerdos de Sega, del que solo lo sacan de vez en cuando para protagonizar algún cameo.

Le hemos visto aparecer en Shenmue, Sega SuperStars Tennis, y ambos All-Stars Racing. Además de su memorable y especial cameo en Segagaga, un curioso “simulador de Sega” para Dreamcast que solamente salió en Japón. Al menos nos quedan las reediciones de algunos de sus clásicos, especialmente de Alex Kidd in the Enchanted Castle, el cual regresará muy pronto en el nuevo Sega Mega Drive/Genesis Classics para PS4, One, y PC.

¿Acabará Alex Kidd sus días en el Burger King?

También tenemos en camino una nueva reedición del Alex Kidd in Miracle World original para Switch, y además de la mano de los genios de M2, responsables de los Sega 3D Classics de 3DS. Seguro que esta nueva versión trae algún que otro extra interesante, así que a ver si tiene buena acogida y vemos pronto más cosas de nuestro viejo y cabezudo amigo.

Las opiniones vertidas en esta columna son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de Sonic Paradise.