El Museo: Wave 1 de peluches de Jakks Pacific


I am the EGGMAN, that's what I am~

Después de mucho tiempo, vamos a comenzar una nueva serie de artículos en El Museo, y con grandes motivos. Durante la última parte del 2019, en España se han comenzado a lanzar oficialmente mucho merchandising oficial de Sonic, y parece que 2020 va a seguir a un ritmo igual o incluso superior, por lo que tenemos muchísimo trabajo por delante si queremos cubrir todo. Por supuesto, no solo nos limitaremos a cubrir lanzamientos españoles, y claro está, los fans internacionales siempre pueden acceder a este merchandinsing por otros medios como son las compras online y la importación, por lo que no dejéis de leerlos y buscar todo el merch que os guste, incluso aunque esté lejos de vosotros!

Sin más preámbulos, vamos a pasar a la chicha de hoy. Llevamos años de artículos sobre merchandising con una imagen de peluches, y nunca hemos cubierto uno... Así que empecemos por ahí! En 2019, se ha lanzado en múltiples países, entre ellos España, la primera serie de una nueva colección de peluches creada por Jakks Pacific, la nueva "master toy partner" que se llama, sucesora de Tomy. Esto significa que Tomy ya no realizará más figuras de Sonic dentro de sus colecciones anteriores, similar a como ocurrió en el pasado con Jazwares por ejemplo, y ahora le toca el turno a Jakks Pacific de sorprendernos.


Su primer lanzamiento fueron estos peluchitos de la rama clásica. La primera línea incluye a Sonic, Tails, Knuckles y el Dr. Eggman, con peluches anunciados de Super Sonic, Amy y Mighty (!) para la futura serie 2.

Estos peluches son bastante pequeños, con un estilo estilizado para hacerlos aún más adorables, o más terroríficos, según se mire. Esto quiere decir cosas como que por ejemplo, Sonic solo tiene tres púas y en lugar de estar detrás, están en el costado... De frente es adorable, pero de lado puede ser el motivo de las pesadillas de muchos. En cualquier lado, visto desde el ángulo correcto, debo decir que personalmente es uno de mis peluches favoritos del erizo! No soy muy mucho de coleccionar peluches, porque suelen ocupar mucho y no suelen tener un resultado demasiado bueno... Pero debo decir que Jakks Pacific ha conseguido crear una línea de peluches que no me importaría terminar completando.


Púas aparte, Sonic se ve genial. Su cara tiene una expresión sonriente genial, y el estilizado que tiene hace que los posibles toques más "cutres" como suelen ser los guantes y zapatos, no sean tan llamativos en este caso. Más bien al revés, el resultado completo del peluche me parece muy bueno.

Tails por su parte no tiene tanta suerte, si bien no es un mal peluche ni mucho menos... Su estilizado se limita a ser una versión algo más "chibi" de lo que es Tails de normal, sin realizar ningún gran cambio exagerado como las púas en Sonic. Su cara también se lleva un palo en la comparación, con un diseño que hace que Tails tenga la cabeza algo más... tubular de lo normal. Dicho esto, no es un mal peluche en absoluto, y ni por asomo va a estropear ninguna de las colecciones, pero en mi opinión es el que peor sale parado de los cuatro. Mención especial a su pechamen, donde Jakks Pacific ha decidido poner una línea recta de pelito, por algún motivo. ¿Supongo que representando el "pelo" que tiene en el diseño real? Pero no se parece en nada y simplemente queda extrañamente gracioso en el peluche.


Knuckles es algo parecido, aunque me gusta más que Tails. De nuevo, Knuckles está estilizado, pero igual que en Tails el diseño no cambia radicalmente en ningún sitio. El mayor cambio lo tenemos en sus púas, que aunque si cubren su cabeza completa, no como en Sonic, esta vez tenemos que todas sus púas miden lo mismo... Personalmente, a mi me recuerda a un pulpo siempre que lo veo. No es horrible, ni siquiera feo, pero siempre me hace gracia. Lo pondría en tercer lugar si estuvieramos haciendo un ranking.


Pero mi favorito indiscutible tiene que ser el cuarto peluche, el Dr. HombreHuevo en persona... y qué huevo. Eggman se ha llevado un rediseño más radical, similar a lo que pasaba con Sonic, y en el caso del buenazo del doctor se trata ni más ni menos que en hacer un homenaje a su nombre por todo lo alto. Quitando brazos y piernas, la silueta del doctor desde la cintura hasta la punta de la cabeza es exactamente igual a la de un huevo, y no hay cosa que me haga más feliz en el mundo. No solo el peluche es bonito y está bien hecho, el diseño estilizado es ingenioso y gracioso también. Que si, que Classic Eggman tenía siluetas en forma de huevo en algunos artworks, pero son casos aislados, ni siquiera el diseño más reciente en Generations tenía esa forma. Jakks Pacific se ha lucido con este peluche, y no puedo recomendarlo suficiente si sois fans del doctor.


Ahora que hemos cubierto los cuatro peluches de forma individual, unos datos básicos generales. El material es poliester con bordados para elementos como los ojos, y el tamaño es bastante pequeño, unos 17cm aproximadamente, por lo que no tengáis miedo de que os ocupen demasiado espacio. Son bastante asequibles para colección, tanto por tamaño como por precio (entre 10 y 15€, según la tienda). En España los podéis localizar en tiendas GAME, FNAC, y Carrefour en el momento de publicar este artículo, y si sois de otros lugares donde los peluches no se distribuyen, os recomendaría investigar páginas web de Amazon que envíen internacionalmente, o algunas webs de juguetes como Toy Wiz o BigBadToyStore (aunque en casos así los gastos de envío pueden llegar a ser demenciales en ocasiones).

Por último, para los que quieran ir más allá de solo tener la colección completa y ya... Los peluches originalmente son distribuidos en una caja de exposición. Lo normal es que estas cajas, POR DESGRACIA, sean destruidas por las propias tiendas, para ponerlos en sus estanterías sin ocupar demasiado espacio de posibles ventas. Pero si encontráis una tienda donde tengan la caja, quizá tengáis suerte de poder llevaros una. En casos así lo mejor es preguntar si os la pueden guardar en lugar de tirarla cuando se agoten los peluches, o llevaros los dos o tres últimos peluches y pedir que os pongan la caja en la bolsa también. En cualquier caso, que sepáis de su existencia para todo aquél que quiera investigarse una para tener en su casa. La caja está adornada con nuevos arts oficiales de Classic Sonic siguiendo la nueva guía de estilos que se puso en marcha para merchandising en 2019, y debo decir que personalmente me parece preciosa. ¡Ánimo si queréis conseguir una!


Y con esto acabamos la serie 1 de los peluches de Jakks Pacific. En el próximo artículo probablemente cambiemos de empresa, porque Jakks no es la única que ha sacado cosas de Sonic estos últimos meses. ¡No os perdáis la siguiente entrega, sobretodo si os gusta exponer vuestros mandos más queridos...!

Podcast - La hora del erizo #144 : Baby Sonic doo doo doo doo doo

En el corazón de los internautas sólo puede quedar un bebé...


Volvemos una vez más con un nuevo episodio de "La Hora del Erizo", el podcast de Sonic Paradise.
En este episodio bien cargadito comentamos toda la actualidad de Sonic La Película, la experiencia del staff del sitio en el Sonic Adventure Music Experience, además de noticias de merchandising.
¡Todo eso y mucho más en La Hora del Erizo, el podcast de Sonic Paradise!

Con Jack Wallace, Ash The Dragon, RACCAR, Nirmugen y Alpha 3.

Podéis encontrarnos en en las redes sociales:
Twitter
Facebook
Instagram
Nuestro perfil en Ivoox
Nuestro canal de youtube
Spotify

y en nuestros perfiles personales:
Ash the dragon
RACCAR
Jack Wallace
Nirmugen
Alpha 3


Encuentra este podcast también en
Canal de Youtube de Ash y RACCAR


Visitalos!
Canal de Youtube de Jack Wallace


Opción en video:


Opción solo audio:

Opinión: Retrocompatibilidad, divino tesoro.



Cuando lo nuevo quiere codearse con lo viejo.

Parece que últimamente se está hablando mucho sobre retrocompatibilidad, y no es para menos, pues todo apunta a que la nueva generación de consolas apostará fuerte por ello. ¿Pero es realmente algo que quiere todo el mundo? ¿Es necesaria? ¿Puede influir en algo a la hora de decidir qué consola comprar?

Nintendo parece haber dejado bastante clara su postura actual sobre el tema, Switch no ofrece ningún tipo de retrocompatibilidad con sus precursoras, ni con 3DS, ni con Wii U. Lo que implica tener que estar pendientes de reediciones, remasterizaciones, remakes, o recopilatorios si queremos jugar con cosas que no sean actuales.

Esto no deja de ser un problema, ya que para poder disfrutar de cualquier juego “viejo” en nuestra Switch dependemos de que su correspondiente desarrolladora quiera/pueda volver a publicarlo, teniendo que conseguir que dicho juego funcione en Switch. Por ejemplo, supongamos que queremos jugar a Sonic Lost World en Switch, pues nos toca esperar a que Sega se decida a portear la versión de Wii U, algo que probablemente no ocurra nunca.

Es principalmente por esto por lo que se aplaude la retrocompatibilidad, algo que hemos visto bastante en la pasada generación con Xbox One. Microsoft siempre ha apostado por ello, aunque sea una retrocompatibilidad parcial y no total. E incluso aunque funcione parcialmente, cualquier usuario de esta consola puede acceder a muchos títulos que los usuarios de otros sistemas tan solo pueden soñar.

Poneos a contar cuántos juegos de Sonic se pueden jugar actualmente en Xbox One, no son precisamente pocos, y de hecho la cifra aún podría aumentar en lo que queda de generación. Alguno de estos juegos incluso puede mejorar su rendimiento, como ocurre con Sonic Generations. Y lo mejor de todo es que esto es completamente gratis siempre que tengamos ya el juego original, dejándonos la opción también de comprarlo digital si no lo tenemos ya de antes.

¿Podremos jugar aquí al Sonic Heroes de Xbox?

Aun no tratándose de una retrocompatibilidad completa de todo el catálogo, esta función ha sido algo muy aplaudido en Xbox One, hasta el punto de que parece ser que Sony ha decidido cambiar su actitud sobre el tema. Son cada vez más fuertes los rumores de que PlayStation 5 será retrocompatible con sus cuatro precursoras, de hecho ya se confirmó que podríamos jugar en ella al menos a juegos de PS4, y además con mejoras. Por su parte Microsoft parece seguir el mismo camino con Series X, aunque aún no está claro del todo si esta retrocompatibilidad será total, o volverá a ir juego por juego.

Muchos se preguntan por qué Sony dejó de apostar por la retrocompatibilidad con PS4, a pesar de que ellos mismos apostaron por ello especialmente en PS2 y PS3 (aunque no todas las PS3 eran retrocompatibles con PS2, si lo eran con PS1). La compañía ha parecido mantener una actitud de desdén en los últimos años sobre el tema, por ejemplo con aquellas polémicas declaraciones de Jim Ryan argumentando que nadie querría jugar con juegos tan desfasados como los de PS1 y PS2.

Sin embargo, lo que se rumorea (y con bastante fuerza) es que Sony no pudo ofrecer retrocompatibilidad entre PS4 y PS3 porque simplemente no pudieron hacer que PS4 corriese juegos de PS3. Hay que tener en cuenta que PS3 es algo así como la “nueva Saturn” en cuestiones de emulación, todo debido a su complejo chip Cell. Sería por esto por lo que Sony decidió probar suerte con el streaming con PlayStation Now, algo que no parece haber calado demasiado, al menos en cuanto a juegos antiguos se refiere.

No tiene mucho sentido pelearse con problemas de conexión cuando se puede conseguir una PS3 no muy cara, y tampoco parece haberles ido especialmente bien ofreciendo juegos de PS2 emulados de pago, y además con precios ciertamente elevados. En Sony son plenamente conscientes de que una buena parte de los usuarios valora y aprecia la retrocompatibilidad, y es por ello por lo que parecen haber vuelto a apostar por ella (veremos hasta qué punto).

¿Pero tiene algún punto negativo la retrocompatibilidad? ¿Por qué hay gente a la que parece incluso molestarle? Es perfectamente comprensible que haya a quién esto no le interese, personas que simplemente quiere jugar con lo nuevo y ya. Pero hay quién actúa como si le molestase, sacando a pasear esa actitud condescendiente de la que hizo gala Jim Ryan con su “¿Quién querría jugar con eso?”.

PS4 si. ¿Pero qué hay de PS1, PS2, y PS3?

¿Realmente tiene algo malo? La respuesta es que no. No deja de ser una función más, como la de poder ver películas, o acceder a Internet. Si a alguien no le interesa, simplemente basta con no usarla. Cabría pensar que tal vez la compañía en cuestión estaría desperdiciando recursos en ello en vez de en otras cosas, pero lo cierto es que es una función que realmente les compensa, tanto a ellos, como a los usuarios.

Si un usuario de PS4 quiere comprar Sonic Adventure 2, simplemente no puede hacerlo, a no ser que compre el de PS3 y lo juegue mediante streaming. En cambio uno de Xbox One si puede comprarlo, y ese dinero va para Sega y Microsoft sin tener que andar reeditando ese juego. Esto es incluso más beneficioso para pequeños estudios, que pueden seguir vendiendo sus juegos antiguos durante muchos años sin tener que costear reediciones.

Todo esto desde el lado práctico, pero es que también hay un importante factor cultural y de preservación. Cuanto más accesibles sean estos “juegos viejos”, más gente podrá conocerlos, es una forma de mantener viva nuestra cultura que sencillamente no comprendo cómo alguien podría ver con malos ojos. Para saber de qué va esto (en caso de que alguien no lo entienda), basta con extrapolarlo a otros campos como el cine. ¿Acaso a alguien le podría parecer mal que se reeditase Casablanca?

Las películas se van reeditando en diferentes formatos, adaptándose a los tiempos que corren, permitiendo así que las nuevas generaciones las disfruten (si lo desean). Me parece muy bien que una persona que ya jugase en su día a Super Mario 64 no quiera volver a hacerlo actualmente, pero hay más personas en el mundo, algunos ni habían nacido cuando salió ese juego. ¿Con qué derecho se les privaría de ello? ¿Se le priva a alguien de leer El Quijote por no haber nacido cuando se publicó?

En este caso el argumento suele ser siempre el mismo: “Si alguien quiere jugar a ese juego, que lo haga en la consola original”. Y ojo, que me parece algo totalmente correcto, de hecho es lo que yo mismo prefiero hacer. Pero esto presenta dos problemas que parecen escapárseles a algunos y de los que nunca se habla: El primero es que no es fácil conseguir consolas y juegos descatalogados, especialmente para personas que no son habituales del mundo del videojuego. Sería como obligar a la gente a ver Casablanca en VHS, como si fuese fácil encontrar un reproductor de video de ese formato hoy en día, así como la correspondiente cinta…

El cambio de tendencia en Nintendo.

El segundo es que el hardware no es eterno. Si, no hay nada mejor para jugar a Sonic 1 que una Mega Drive. Pero el tiempo no pasa en balde, cada día que pasa quedan menos consolas funcionales, y por mucho que se vayan restaurando, llegará un momento en el que no haya más. Es por esto que debemos ir acostumbrándonos ahora a preservar todo este legado cultural que estamos dejando, o el día de mañana dejará de existir cuando nosotros ya no estemos.

Si, por suerte existen los emuladores, y ayudan mucho a la preservación y a que los juegos antiguos sean accesibles para todo el mundo. Pero eso no está reñido con que las compañías quieran seguir ganando dinero con sus juegos, al menos en la medida de lo posible. Además, comprar juegos clásicos a la propia compañía sirve para que ellos mismos comprueben que hay interés por esas franquicias, lo que puede propiciar nuevas entregas de ellas.

Si alguien dijese que Casablanca ha envejecido mal, y que nadie querría hoy en día ver eso, se le tacharía inmediatamente de inculto y ególatra. No solo por despreciar la historia del cine, sino también por creerse que con que esa persona ya la haya visto en su momento, ya la ha visto todo el mundo, incluidos los que vengan después. ¿Por qué no ocurre lo mismo con los videojuegos? ¿Cómo es posible que un responsable importante de una compañía diga cosas así sobre el pasado de la propia compañía que representa? ¿Por qué se toleran estas faltas de respeto y empatía?

Son cosas que personalmente no comprendo, y que vistas desde fuera hacen que el mundo del videojuego parezca (una vez más) un circo para críos que dicen ser muy fans de algo que ni se molestan en respetar. Y lo más triste es que si finalmente Sony apuesta por la retrocompatibilidad en la nueva generación, seguramente aquellos que renegaron de ello en su momento, vengan ahora diciendo que es lo mejor del mundo.

Pero en fin, no dejemos que los árboles nos impidan ver el bosque. La retrocompatibilidad es algo bueno, algo que incluso a quien no le interese, le beneficia en la sombra. Y además es algo que lleva mucho tiempo ahí, de hecho Sega apostaba bastante por ella antes de Saturn. Nintendo también ha tirado mucho de retrocompatibilidad en los últimos tiempos, y es una pena que hayan decidido dejar de hacerlo.

Sega lo tenía claro en los 80: Retrocompatibilidad si.

Ojalá que se cumplan los rumores y esta nueva generación venga respetando su pasado y sus raíces, permitiendo que disfrutemos de nuestros juegos las veces que queramos, y que las nuevas generaciones puedan conocerlos. Además, os garantizo por experiencia que no hay una sola generación de juegos que no esconda cientos de joyas que hayan pasado desapercibidas. Quién crea haber jugado todo “lo bueno” en su momento, y que un juego no puede sorprenderle simplemente por no ser actual, vive en el error y la ignorancia.

El mundo del videojuego tiene un pasado precioso y muy rico, una fuente prácticamente inagotable de juegazos de todo tipo, un legado que merece sin duda la pena preservar, algo que me cuesta creer que alguien a quien le gusten los videojuegos rechace voluntariamente. Un juego no caduca a la semana de salir a la venta, esta mentalidad “fast food” no beneficia a nadie. Y si alguien quiere pensar así y perderse miles de juegazos, es libre de hacerlo. Pero que al menos demuestre un mínimo de respeto, y no ponga la zancadilla con sus quejas infundadas a quienes no quieran seguir su mismo camino.

No se trata de "nostalgias", ni de “vivir en el pasado” como creen algunos, se trata de mantener vivo ese pasado para que nos ayude en nuestro presente para construir el futuro. Aprender de lo bueno y de lo malo que hemos vivido, y usar esa experiencia para andar el camino que tenemos por delante. Sin nuestra historia no somos nada, ni lo serán los que vengan después.

Las opiniones vertidas en esta columna son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de Sonic Paradise.

Opinión: Un año de cine


Despedimos 2019 y damos la bienvenida a 2020

Se nos viene encima un prometedor 2020 que ya nada más empezar nos va a tener contando los días que falten para el estreno de la película de Sonic, pero antes de ver que nos puede deparar el año nuevo, está bien echar un vistazo a lo que nos ha dejado este 2019.

Naturalmente no a todos nos habrá ido igual el año, algunos estarán deseando que termine, mientras que a otros les dará simplemente igual, y luego estamos los que lo vamos a guardar en nuestra lista personal de grandes años, entre los que no dudo en incluirme.

Y es que personalmente necesitaba bastante un año así, especialmente en lo referente al tema de los juegos, ya que en los años anteriores estaba sintiendo cierto desasosiego en lo que respecta al mundo del videojuego actual. Y es que la presente generación de consolas me estaba dejando algo frío, al menos comparada con las anteriores. Pero este año parece que ha decidido darme de golpe todas las alegrías, y en lo referente a mis cosas no puede ni mucho menos quejarme.

Así por ejemplo Resident Evil volvió a mi dispuesto a dejarse volver a querer con el tremendo remake de la segunda entrega, Mortal Kombat hizo renovación de votos con el espectacular Mortal Kombat 11, y me reencontré con viejos conocidos (a los que echaba mucho de menos) como Ryo Hazuki y Sir Daniel Fortesque, además de la agradable sorpresa que me ha supuesto el regreso de Crash Team Racing.

Long time no see!

Si, vale, muchos son remakes, o como mínimo herederos de series veteranas. Pero aún con eso, necesitaba algo que me reconectase un poco con el mundo del videojuego actual, aunque solo fuese por afrontar con renovado optimismo la próxima generación de consolas. Si, siempre me habría quedado lo retro, pero llevando toda la vida a medio camino entre lo nuevo y lo viejo, no me habría gustado nada tener que limitarme solo a lo añejo.

En lo referente a mí, puedo decir que 2019 me ha salvado la actual generación de consolas. De hecho si tuviese que poner alguna pega, tal vez sería precisamente por nuestro erizo, pues si bien Team Sonic Racing es un gran juego, siento que no he congeniado con él tanto como con sus predecesores. Algo que sea culpa mía o del juego (o de nadie), tampoco siento que haya empañado el que ha sido sin duda un gran año de Sonic.

Para la historia quedará ya todo lo sucedido entorno al diseño del erizo en su película, y no solo para la historia del propio Sonic, sino también para la del cine en general. Sabemos que cada vez son más frecuentes las polémicas por las decisiones que toman los estudios (ahí tenemos sin ir más lejos la que se está liando entorno a Star Wars), y dentro de este marco, lo que ha ocurrido con la película de Sonic quedará como referente cada vez que el público quiera cambiar las cosas.

¿Se escuchará más a los fans a partir de ahora? ¿Será eso algo realmente bueno, o traerá otros problemas? En el caso de Sonic diría que todos hemos salido ganando, pero puede que no esté bien tomarse esto como costumbre, pues las consecuencias podrían ser nefastas en otros casos.

2020 nos traerá una nueva generación de consolas.

Tampoco puedo dejar de mencionar lo sucedido este mes de diciembre, tanto con el estreno del nuevo y genial Mario & Sonic, como (ya a título personal) todo lo del Sonic Adventure Music Experience de Londres. Esto último, de hecho, me ha reconectado bastante con el erizo, algo que no está nada mal para un año en el que ni siquiera hemos tenido un juego principal de Sonic.

Ese juego principal debería ser el del 30 aniversario en 2021, pero es bastante probable que sea anunciado a lo largo de este 2020 que arranca ahora, por lo que habrá que estar muy atentos a las noticias que vayan llegando. Además sería muy raro que Sega no quiera aprovechar el tirón de la película para sacar algo, tal vez un nuevo “Mania”, o reediciones de algún tipo (¿Sonic 3 & Knuckles ahora que la música podría haber dejado de ser problema?).

Aunque puede que ni siquiera sean necesarias estas reediciones en la nueva generación de consolas, ya que tanto Sony como Microsoft parecen totalmente dispuestas a llevar al máximo el tema de la retrocompatibilidad, de modo que no sería necesario volver a sacar por ejemplo Sonic Unleashed, ya que podríamos jugar al original tanto como queramos en nuestra nueva consola.

También están los rumores de una nueva serie de Sonic, por lo que yo diría que este 2020 se presenta más que interesante para nosotros los fans. De modo que no os preocupéis si sois de aquellos a los que 2019 no les ha dejado buen sabor de boca, pues el nuevo año pinta bastante bien.

¡Feliz año nuevo!

¿Y vosotros? ¿Os ha gustado este 2019? ¿Qué os gustaría que hubiese en 2020? Podéis dejarnos vuestros comentarios y predicciones para el nuevo año, así dentro de otros 12 meses podéis volver aquí y comprobar en qué cosas habéis acertado. Por nuestra parte solo nos queda desearos un feliz 2020 en nombre de todo el equipo de Sonic Paradise. ¡Que el nuevo año nos traiga a todos mucho Sonic!

Las opiniones vertidas en esta columna son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de Sonic Paradise.

Sonic Adventure Music Experience UK - Nuestra experiencia al completo

Pudimos asistir al concierto en Londres y os lo contamos con todo detalle.

Lejos queda ya 2016, cuando se anunció por primera vez que Jun Senoue, junto a su banda habitual formada por el batería Act., que lleva  desde 2014 tocando con Jun en todos los álbumes y temas de la franquicia donde ha participado, y con Takeshi Taneda, viejo amigo de Senoue que lleva acompañandole al bajo desde el primer Sonic Adventure tocarían en la fiesta del 25 aniversario de Sonic en Tokyo, Japón. Desde entonces, esta triada de músicos han dado 6 conciertos, aunque sólo uno de ellos fuera de su Japón natal, el pasado 2018 en Magfest, el festival de música de juegos que tiene lugar en Estados Unidos. Ese y, por supuesto, el pasado Summer of Sonic presenta: Sonic Adventure Music Experience UK que tuvo lugar el pasado 8 de Diciembre y al que tuvimos el grandisimo honor de asistir, tanto al concierto en sí como al Meet and Greet con la banda de antes del show.

Este es nuestro reportaje donde os contaremos, con todo lujo de detalle, qué fue lo que se vivió en Londres el pasado Domingo 8.

Domingo, 8 de Diciembre de 2019. Un grupo de fans, todos miembros de la comunidad de fans de Sonic en Español, nos aproximamos a la calle Higbury Corner, al norte de la ciudad de Londres. Algunos aprovechando la ocasión para ir unos días antes y conocer la capital del Reino Unido, otros llendo directamente desde España esa misma mañana. En cualquier caso, el meet and greet con Jun Senoue, Act. y Takeshi Taneda tendría lugar a la 1 de la tarde ( hora británica, que recordemos, es una hora menos que en España), pero muchos estábamos allí ya desde mucho antes. En mi caso, una servidora llegó sobre las 11, aproximadamente, y ya habia allí unas 5 o 6 personas. Tres de ellas, de nuestro grupo de expedición desde España, pero había también otro grupito de fans delante nuestra en la cola que probablemente llevasen ahí desde mucho mas temprano. No es dificil darte cuenta cuando hay un grupo de gente esperando para entrar a un evento de Sonic. Los gorritos, camisetas, y merchandise variada del erizo azul que portábamos no daba lugar a duda alguna: estábamos en el lugar adecuado.

El concierto tendría lugar en un local llamado The Garage, aunque el encuentro con los músicos para el que estábamos haciendo cola no sería allí, sino en un local contiguo encima del mismo. Estábamos allí varias horas antes, con un frio que pela en la calle, pero muchas ganas y sobre todo, buena compañía para que el tiempo se pasase volando hasta la 1 de la tarde, momento en el que un guarda de seguridad hizo avanzar la cola hasta la entrada del local donde tendría lugar el encuentro con los músicos. No significó eso que entrásemos de inmediato, pero si que desde ese instante se podía palpar que el momento estaba cerca. Poco después apareció Svend “Dreadknux” Joscelyne, organizador junto a Adam “T-Bird” Tuff del evento, fundador de Sonic Stadium y de Summer of Sonic. Svend fue pasando lista entre los asistentes, ya que para poder asistir al evento Meet and Greet con los músicos debías tener un pase Vip.
La cola del meet and greet
Pero vamos a explicar un poquito cómo conseguir uno de estos pases y cómo ha llegado a ser posible este evento. Esta Sonic Adventure Music Experience no ha sido financiada por SEGA, sino por los propios asistentes que a través de su patrocinio en Kickstarter, que han pagado los gastos neesarios para poder traer a Jun y su banda. Esto no significa que no sea un evento oficial de SEGA, de hecho no sólo lo es sino que varias personalidades de SEGA como Katie Chrzanowski ( influencer manager de SEGA América, y habitual de los livestream que hacen para todos los fans de manera regular), Danny Russell ( Community Manager de la división de juegos para móviles de SEGA Europe) o Ibrahim Bhatti ( Community Manager de Sega Europa) estaban presentes en el evento.  Esto quiere decir que para poder asistir, tenías que pagar la entrada por adelantado. Y habia dos tipos de entrada: la VIP, que era un poco mas cara y da acceso no sólo al concierto sino también a conocer a los músicos en el meet and greet, y la entrada estandar sólo para el concierto. Las entradas son limitadas, y los pases VIP mas aún, pero en la expedición española conseguimos que la mayoría pudiese asistir a ambos.

De los Españoles, esperando para el Meet and Greet nos encontrabamos gente conocida de la comunidad, como Sergindsegasonic, Franysonic, Klamus y Angy de Persona Spain, Sephy00, J.A.C, Clov, David y por supuesto los representantes de esta santa casa, RACCAR, Alpha 3 y yo, Ash.

Volviendo al concierto, Svend pasó lista para asegurarse que todos los que estábamos en la cola teníamos nuestros pases VIP, y tras un poco más de espera, las puertas se abrieron. El guarda de seguridad nos hizo ir subiendo de 5 en 5, y habia motivo para ello: el local donde nos encontraríamos con Jun era bastante pequeño.
Los españoles esperando en la cola
Pero no hay local pequeño si el hype es grande, así que nada mas subir por las escaleras nos encontramos con dos mesas. A la izquierda, una mesita donde pudimos recoger un poster y una postal de regalo, por asistir al evento. También estaban a la venta tres discos de música: Jun Senoue the Works III por 25 libras, Driving through Forever ( el último album de Crush 40) por 30 libras y finalmente, la banda sonora de Team Sonic Racing: Maximum overdrive por 35 libras. Desgraciadamente para nosotros que veniamos de turistas, sólo admitian pago en metálico, lo que es una complicación si vienes de fuera pues el cambio de moneda es limitado. Personalmente, sólo me llegaba para el disco de Crush 40, que es lo que me llevé, pero otros se llevaron los tres discos.

En la mesa de enfrente, estaba el trio maravilla. Jun Senoue a la izquierda, Act. En el centro y a la derecha, el siempre elegante Takeshi Taneda.  En este momento, y a título personal, tengo que decir que pude vivir uno de los momentos mas bonitos que he tenido en mi vida. Encontrarme con Jun Senoue, y poder decirle en persona lo muchísimo que su música significa para mi es una sensación dificil de explicar. Que el propio Jun me tomara las manos para tranquilizarme por lo nerviosa que estaba, es algo que no podia imaginar ni en mis sueños mas locos. Pero ocurrió. También me firmó las cositas que habia traido para que la banda me firmase: el manual de mi Sonic Adventure 2 Battle, la portada de mi copia de Sonic Adventure 2 Cuts Unleashed y la de Sonic Heroes Triple Threat. Aprovechadno que acababa de comprar Driving through forever, me lo firmaron también.

Aquí fue también cuando RACCAR pudo saludar a Jun y pedirle un saludo para Sonic Paradise ( además de un abrazo donde poder agradecerle todos estos años de grandes melodías). Despues de haber podido disfrutar este mágico momento, tuvimos que salir del local por petición de la organización, algo que le decía a todos los que ya habian saludado a la banda, para evitar aglomeraciones en el local de reducidas dimensiones.




Ya solo quedaba esperar a que comenzase el concierto, a las 6 de la tarde ( hora de UK). Para hacer tiempo, algunos nos fuimos a comer a un McDonalds cercano, y otros fueron a su hotel para descansar un poco. Eso si, a eso de las 3-4 ya estábamos haciendo cola de nuevo para ser los primeros en entrar al concierto en sí.

La espera hasta las 6 pasó entre risas y nervios, charlando con el resto de gente de la comunidad española que habia venido, y preguntándonos quien se había dejado la nevera abierta, porque el frio que hacía en esa calle no era normal. A veces pasaba algún miembro del equipo, como Svend, o Adam, o alguno de SEGA, al que saludabamos desde la cola. Pero en general, la espera fue animada  y amena. Las puertas del concierto se abrieron a eso de las 6:30 aproximadamente, con un poco de retraso, pero entramos... y nos fuimos directos al stand que la Sega Shop Europa tenía preparado allí, para comprar algo de merch que llevarnos de recuerdo.

A la venta estaba una camiseta exclusiva del concierto, que tan sólo se puede comprar si asistías al mismo, aunque no era lo único que se podia adquirir ( esta vez si, con tarjeta). Gorritos, jerseis navideños, la vela monitor, y monedas conmemorativas de los aniversarios de Knuckles y Amy estaban allí presentes para que pudiesemos completar nuestras colecciones mientras que empezaba el show.

Mientras tanto, en los altavoces, se nos amenizaba con el album de Jun Senoue The Works III, a la espera de que los músicos subiesen al escenario y comenzase el show. El comando Español conseguimos ponernos en primera fila para verlo todo lo mejor posible, y se nos unió también alguna gente más que habia venido desde España pero que no habiamos podido coincidir en la cola: Tsu y Nights.
La camiseta exclusiva del concierto


Cuando menos lo esperabamos, subió Svend al escenario, la música pasó a ser It Doesn't Matter ( la versión de Sonic Adventure ) y comenzó la magia. Svend presentó a los músicos, primero Jun, luego Act y finalmente Takeshi Taneda. Cuando estuvieron todos, y It Doesn't Matter acabó, comenzaron a tocar.

El primer temazo con el que empezaron fue Windy and Ripply, de Emerald Coast (SA). El público explotó en gritos de emoción con sus primeros acordes, cosa que se mantuvo cuando continuaron con This Way Out, de Prison Lane (SA2) y continuaron con Frozen Junkyard de Team Sonic Racing. Acabábamos de empezar y ya estábamos a tope, con los vellos de punta y gritando como si no hubiese mañana.  Pero es que aún nos quedaba mucho, mucho más.

Empieza lo bueno
Tras estos tres temas, Jun dio un pequeño discurso y presentó a la banda como Sonic Adventure Music Experience ( ¡Recordad! Si no está Johnny, no es Crush 40. ¡Esta es otra banda diferente!). Comenta que los temas que tocará a continuación son sus favoritos, y en concreto, el primer tema que tocarán es el tema favorito de su batería, Act. Este es, como no podía ser de otra manera, Choose your Buddy! de Sonic Adventure. Le siguió Welcome to Station Square, también de Sonic Adventure, que hizo las delicias del público, no dudando en “cantar” a pleno pulmón el tema a pesar de no tener letra.  Finalmente, este grupo de 3 lo cerró la versión de Sonic Generations de Seaside Hill, que incluye también parte de Ocean Palace de Sonic Heroes.

Al finalizar estos temazos, Jun volvió a tomar el micro y bromeó con que habia escuchado a gente cantar “seaside denied” mientras tocaba el tema de Seaside Hill. También bromeó sobre Big the Cat,  y con buen humor y risas, comenzó el siguiente bloque, dedicado a Team Sonic Racing.

Comenzaron con el tema de Ocean View de Team Sonic Racing, que incluye los remixes de You Can Do Anything ( Toot Toot Sonic Warrior) de Sonic CD, y Super Sonic Racing de Sonic R. El publico enloqueció completamente con esta, cantando no solo las partes con letra de este remix, gritando 10! 9! 8! 7! 6! 5! 4! 3! 2! 1 LETS GO sino que también cantaron las letras originales de dichos temas, tanto Toot Toot Sonic Warrior como Super Sonic Racing. Completamente enloquecidos y sudando a chorros por la emoción, los saltos y los gritos.  Siguiendo el bloque de temas de Team Sonic Racing, continuaron con el elegantísimo tema de Wisp Circuit, con su toque de Jazz que le dio un cambio de aires muy refrescante a la velada. Unido a este, interpretaron el tema de Mother Canyon para cerrar el bloque de Team Sonic Racing por todo lo alto con una brillantísima actuación de Act. a la batería que nos puso a todos a tope.

Continuó la velada con Svend y Adam, que subieron al escenario para dar un respiro a los músicos y agradecer al público que hayan apoyado sus locas ideas de poder hacer posible un concierto como este. Hablan de recuerdos, de aquella navidad hace 20 años en la que le regalaron  una Dreamcast con Sonic Adventure y que se pasó dando vueltas perdido por Mystic Ruins. Finalmente, preguntaron al público si había algún fan de Shadow en la sala... cosa que, por supuesto habia, o al menos juzgado por los gritos enfervecidos de la multitud. ¡El siguiente bloque estuvo dedicado al erizo rojinegro!

Comenzaron tocando Mr.Unsmiley, el tema de Sky Rail de Sonic Adventure 2, que nos puso a todos a bailar y gritar, seguido de Vengeance is Mine, el tema de Radical Highway, también de SA2. Si parecia que ya la cosa no podía subir más, es porque no nos imaginábamos lo que vendría a continaución.

Frozen Junkyard no nos dejó frios
El silencio se hizo en la sala en cuanto en el proyector del fondo comenzaron a emitir esa mítica cutscene de SA2 donde Shadow y Sonic, tras su intensa pelea en Green Forest, oyen el aviso de Eggman de que la isla va a explotar y que deben salir de ahí o volará con ellos dentro. Automáticamente, y como si todos estuviesemos preprogramados robóticamente para hacerlo, gritamos junto a Sonic “ BLOW UP!!??” Y la banda comenzó a no tocar, sino ametrallar las primeras notas de Wont Stop, Just GO!, el tema de Green Forest en Sonic Adventure 2.  Gritos y emoción desbordada en cada segundo, los vellos de punta ( si es que se puede decir que en algún momento del concierto no ha estado así).

Para acabar el bloque en lo que creíamos que era una forma mas relajada, comenzaron a tocar el tema de Eggman de Sonic Adventure, que también se oye en la batalla contra el Egg Hornet. La interpretación fue impecable, con sus ritmos mas jazz y su flow, hasta que llegó el momento en que Act fue poseído por algún espiritu ancestral de la música cañera y se convirtió en una auténtica bestia, marcandose un solo improvisado absolutamente impresionante. A continuación, le tocó el turno a Takeshi Taneda, que manteniendo su elegancia natural también le dio rienda suelta a sus emociones deleitándonos con un solo de bajo cargadito de slap y de buen rollo que nos dejó cargados de buena vibra, para finalmente entrar el mago, el grandisimo señor Senoue con su guitarra a rematarnos, por si aún nos quedaba algún ápice de serenidad en el cuerpo.  Nunca más volveremos a oir el tema de Eggman del mismo modo.

 Jun toma el micro tras acabar, para decirnos que menudo super batería y super bajista tiene en su grupo, a lo que todos los asistentes dimos la razón. Svend  y Adam subieron después al escenario para hablar de la importancia de los favoritos, si nuestro favorito era SA, SA2, Teams Sonic Racing o todos, también remarcaron que les habia encantado como la gente había tarareado el tema de Station Square, a lo que Jun, improvisadamente, tomó su guitarra y tocó un extracto de Station Square en limpio para nosotros, en aquel momento. Tambien comentaron como han tenido que elegir entre cientos de canciones para poder seleccionar junto a la banda cuales serían los temas a tocar en el concierto, y que claro... pudiendo elegir, por supuesto habían  elegido sus temas favoritos.  Hablando de favoritos, no podía falta un guiño al personaje favorito de todos: Big the Cat,  por lo que Jun, guitarra en ristre, tocó improvisadamente un poco de Lazy Days ~ Living in Paradise, el tema de Big the Cat, a lo que el público coreó a viva voz con su letra.

Choose your buddy!


Pero tanto hablar de favoritos no era casualidad. El siguiente bloque estaría compuesto por los temas favoritos de Svend y Adam. El primero de ellos, el tema favorito de Svend: Key the Ruins, de Pyramid Cave ( SA2). No solo es el favorito de Svend, porque todo el público irrumpió en gritos en cuanto comenzó a sonar, emoción y extasis que se mantuvo durante todo el tema, siendo tarareado por todos a grito pelado. De nuevo aquí se lució Takeshi Taneda, que se marcó un puente con su bajo absolutamente espectacular, dejándonos a todos boquiabiertos.

A continuación, el favorito de Adam: el tema de la batalla contra Chaos 6 de Sonic Adventure. Absolutamente impresionante, como todos, lo que nos hizo vibrar y bailar hasta el final rememorando aquellos momentos donde nos enfrentabamos a la bestia ancentral Chaos.


Al finalizar, Jun toma de nuevo el micrófono para contarnos una confidencia: Act no sólo disfruta visiblemente tocando estos temas, sino que además se crió escuchando la música de los Sonic Adventure. El público inmediatamente reaccionó con un cantico de ONE OF US, ONE OF US  (uno de nosotros), que emocionó tanto a la grada como a los mismos músicos, en especial Act.

Intentando contenerse, llegó el momento de tocar Skydeck a Go Go!, el tema de Sky Deck de Sonic Adventure, seguido de Run through the Speed Highway, el tema de Speed Highway, que levanto completamente la sala. Todos coreabamos su UP AND DOWN AND ALL AROUND a gritos, entusiasmados y disfrutando como nunca con este temazo increible.

Bajando un poco el ritmo para evitar que nos diera un infarto a todos ( ¿o quizás al revés?) comenzaron a tocar las primeras notas de Market Street, el remix del tema de Rooftop Run de Sonic Unleashed que aparece en Team Sonic Racing, que hizo disfrutar hasta a la última célula de nuestros cuerpos.

Tras este subidón, Jun toma de nuevo el micrófono para anunciar que tienen un invitado especial. No, no es Johnny Gioeli, que es lo primero que se nos pasó por la mente a todos, sino Miles Meakin, guitarrista del grupo Midnite City, que se uniría al a banda para tocar los dos últimos temas de la noche.

Miles es también fan de Sonic, y desde luego su indumentaria al subir al escenario lo dejaba bien claro. Calzaba zapatillas de Sonic, camiseta del erizo y de su pantalón colgaba un pañuelo que hacía las veces de colas de Tails. Esto no pasó desapercibido por el público, que nada mas verle y sabiendo que su nombre es Miles, comenzó a corearle como TAILS.
Miles Meakin tocando junto a Jun Senoue

Comenzaron a tocar el siguiente tema: On the edge, el tema de Eternal Engine de Sonic Adventure 2, imposible de tocar sin dos guitarras. ¡Y vaya interpretación! Miles se comió el escenario por completo. Su guitarra, con un sonido un tanto mas agresivo que la de Jun, resonó hasta los confines del universo mientras el guitarrista nos deleitaba no sólo con la música, sino con sus bailes en el escenario. Realmente se podía sentir lo muchísimo que estaba disfrutando pudiendo tocar con Jun Senoue y compañía, también impresionantes, pero mucho mas sobrios que el espectacular Miles y sus sinuosos movimientos sobre las tablas.

Tras finalizar, Miles toma el microfono, saluda a Jun ( intentando un Fist Bump que dio lugar a un momento muy cómico)  y comenta que el siguiente tema es su tema favorito de toda la franquicia. Viene de Sonic Adventure 2 y como no podia ser de otra forma... es That's the Way I Like it, el tema de Metal Harbor.

Si antes decíamos que Miles se comía el escenario, aquí no puedo decir más que su actuación iluminó la sala, llevandonos hasta la estratoesfera con una interpretación absolutamente ALUCINANTE de Metal Harbor. ¡Si se nota que es su favorito, si!

Finalizada esta, se despidieron del público y se fueron... ya habia acabado la actuación pero... ¡No podíamos quedarnos así, necesitabamos UNA CANCION MAS! Gritamos como locos pidiendo ONE MORE SONG, hasta que Svend subió al escenario a decirnos que si queríamos una canción mas, debiamos gritar mas fuerte para que se oyese desde el backstage.

Gritamos y gritamos hasta que Jun emergió de nuevo, paseandose por delante del público ( ¡y chocando la mano a Franysonic!) pero no era suficiente, teníamos que gritar mucho mas para que Takeshi Taneda pudiese salir... ¡y salió!  Pero.. ¿Y Act? ¡Tendríamos que gritar mucho más! Pero no solo por la canción. ¡Era el cumpleaños del batería! ¡Debiamos gritarle deseandole un muy feliz cumpleaños para que saliese de nuevo! Y así hicimos, acompañados a la guitarra por Jun Senoue en un momento muy emocionante en el que Act fue recibido por el Cumpleaños Feliz cantado por todos nosotros, tocado por Jun y por una tarta de cumpleaños que Adam le trajo de backstage. ¡Lo habíamos conseguido! Tendriamos una canción mas.... pero esta vez, tendriamos que ayudar. Es una canción con letra, y nosotros debíamos cantarla junto a la banda. ¡Escape from the City, de City Escape!

Todos cantando al unísono en un momento mágico que, esta vez si, daría cierre a una velada absolutamente mágica e inolvidable que, aunque suene exagerado, cambia nuestras vidas para siempre ( al menos, para los que hemos podido ver a Jun en directo por primera vez, no puedo decir por los demás pero seguramente también). Incluyendo a la banda, pues me consta que tras el concierto se han sentido especialmente emocionados por la reacción del público. Los que nos quedamos rezagados cuando desalojaban el local tuvimos la oportunidad de volver a ver a los músicos, que salieron por ahí a recoger. ¡Pude hacerme una foto con Jun Senoue en ese momento!

Alpha, Jun, el señor del fondo y yo

Finaliza aquí está cronica del concierto Sonic Adventure Music Experience de Londres, no sin decir que esta experiencia es algo que hay que repetir. Jun y la banda está deseando volver a ir a UK para tocar el próximo año, como han repetido en el concierto pero... ¿Y si les proponemos un cambio de ruta y hacemos que se pasen también por España? Es un sueño que ojalá en un futuro se pueda cumplir.... mientras tanto, podeis oir el concierto completo que grabó Franysonic.


Opinión: ¿Se puede cantar algo que no tiene letra?


Viajamos a Londres para asistir al Sonic Adventure Music Experience

Hace ahora una semana, estábamos aun tratando de recuperar fuerzas tras la tremenda experiencia del SAME, el concierto itinerante de Sonic dirigido por nuestro querido Jun Senoue. Esta vez la cita era en Londres, donde un nutrido grupo de fans españoles fuimos a demostrar que por el erizo hacemos lo que haga falta.

En el canal de nuestra dragona azul favorita podéis ver un video completo de todo el viaje, pero desde estas líneas he querido aprovechar para contar algunas cosas desde un punto de vista más personal. Y es que debo admitir que, aunque el principal motivo para hacer este viaje ha sido por supuesto el concierto, yo personalmente tenía más motivos para querer visitar la capital inglesa.

Por alguna razón Londres era una ciudad que quería visitar desde hace bastante tiempo, tenía algo que me atraía especialmente, y debo decir que mis expectativas estaban cuanto menos justificadas, ya que allí me he sentido como pez en el agua. De hecho, en algún aspecto incluso mejor que aquí… A mis años es la primera vez que he tenido ocasión de salir de España, pero sé que de haber sido a cualquier otro sitio, la cosa no habría sido igual. Ni mejor, ni peor, simplemente no habría tenido la misma conexión.




Si a esto le sumamos el encontrarse sumergido entre otros fans del erizo para algo tan grande como es ir a ver a Jun Senoue en directo, pues os podéis imaginar que esta va a ser una experiencia difícilmente olvidable para mí. Además, y a modo de guinda del pastel, de allí me pude traer un recuerdo muy especial, algo que también había querido tener desde siempre pero que no es nada fácil de conseguir, un Mega CD 1 en perfecto estado. Ya sabéis los habituales de por aquí lo mucho que me gusta Mega CD, pero nunca hasta ahora había podido tener la primera versión de este, la cual hace que el primer modelo de Mega Drive sea todavía más bello.

Concierto de Jun, visitar Londres, y un Mega CD 1. Esto vendría a ser como matar tres pájaros de un solo tiro, una experiencia inolvidable que, a ser posible, estaría bien repetir en un futuro. Al menos la parte de ir a Londres, ya que nos han quedado muchas cosas pendientes para hacer por allí, como por ejemplo poder visitar el Big Ben en condiciones, ya que el pobre estaba cubierto de andamios fruto de un proceso de restauración que terminará en 2021.

Ojalá la próxima vez sea para celebrar un nuevo Summer of Sonic o algo similar, y así tal vez poder conocer de paso a Takashi Iizuka o Yuji Naka. Pero de momento, y como se suele decir, “que me quiten lo bailao”. Algo que en este caso es literal, porque en el concierto de Jun bailamos, saltamos, y hasta cantamos canciones que ni siquiera tienen letra. ¿Cómo? Esa es la magia del SAME, y basta con querer mucho a nuestro erizo para recibir su efecto.

La guinda del pastel.

Quizá el momento en el que más difícil me resultó contener los “feelings” fue cuando Jun y compañía comenzaron a tocar el remix de Toot Toot Sonic Warrior y Can You Feel the Sunshine. Básicamente por dos motivos, el primero es que no nos la esperábamos al no ser directamente de Crush 40. Y el segundo porque Toot Toot Sonic Warrior viene directamente de los Sonic de 8 bits, concretamente de Sonic 2 y Sonic Chaos. Y claro, eso te pega directamente en toda la “hinfansia”, y más si no te lo esperas. ¿Quién me iba a mí a decir hace 27 años que acabaría en Londres escuchando en directo un remix de aquel tema?

Finalmente sabemos que sois muchos a los que os hubiera gustado ir, pero no habéis podido. A nosotros también nos ha tocado muchas veces lo de “ver los toros desde la barrera”, y por eso hemos querido acercároslo en la medida de lo posible, para que también podáis cantar esas canciones sin letra como si estuvieses allí. Ah, y también está como no, el saludo que le pedí a Jun Senoue para toda la comunidad de Sonic Paradise, para que todos podáis sentiros un poco más cerca de él. Si queréis también podéis sentiros parte del abrazo enorme que conseguí darle, lleno de afecto, cariño, y agradecimiento por todos estos años de su descomunal talento musical y su especial forma de ser.

Si alguna vez tenéis ocasión de vivir algo así en directo, os recomiendo encarecidamente no dejarlo pasar, porque os va a quedar grabado para siempre. Por mi parte solo queda darles infinitas gracias a toda la gente que lo ha hecho posible, así como a todos los fans que estuvieron allí, o lo han seguido de alguna manera. Y en especial a Nights, que estuvo allí y me dijo lo importante que son para ella estos artículos que os dejo por aquí cada 15 días, además de dedicarnos un dibujo chulísimo a los miembros de Sonic Paradise. Es por vosotros y por el erizo por lo que seguimos aquí tantos años después.

El dibujo que nos dedicó Nights a los miembros de Sonic Paradise.



Las opiniones vertidas en esta columna son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de Sonic Paradise.

Opinión: Shenmue tres, sorpresa cero


Las mentes simples son más fáciles de predecir

Supongo que ya sabréis cuál es el tema esta vez, Shenmue 3 está por fin entre nosotros y es hora de ver cómo le está yendo, al menos de momento. Pero para empezar, sería recomendable que le echéis un vistazo a anteriores artículos sobre Shenmue que he escrito aquí, especialmente al que escribí en 2014, antes incluso de que se anunciase Shenmue 3 o la remasterización de los dos primeros.

Volviendo a la actualidad, yo creo que más o menos ya se puede ver cómo ha sido la recepción del juego, e incluso tenemos ya los primeros datos de ventas provenientes de Japón, que no parecen ser demasiado buenos… Personalmente doy por hecho que estos resultados van a ser similares, e incluso peores en el resto del mundo, algo con lo que creo que ya contábamos todos, probablemente incluso el propio Yu Suzuki.

Críticas exageradamente exigentes, análisis bochornosos, backers decepcionados por recibir justo lo que compraron, “fans” enfadados (nótense las comillas), y así una larga lista de despropósitos más que previsibles que hemos ido viendo estos días. Medios que no han tenido reparos en darle peores notas que a otros títulos bien recientes que han llegado hechos un completo desastre, hasta el punto de que se haya tenido que devolver el dinero a los usuarios porque dicho juego directamente no funcionaba.

Todo esto por supuesto sin tener en cuenta ni lo que es Shenmue 3, ni cómo se ha desarrollado, ni el presupuesto con el que se ha contado. Aplicándole el baremo del triple A de moda del momento a algo que hasta las piedras saben que es básicamente un juego indie. Quejas sobre que está desfasado tanto técnica como jugablemente, argumentando que su única excusa es la nostalgia. Curioso que estas cosas no se tuviesen en cuenta a la hora de darle nueves y dieces a otros juegos que pecaban de lo mismo e incluso apelaban a ello descaradamente… Al menos Shenmue 3 es de verdad un juego nuevo, y un remix de los anteriores.

No serán gráficos triple A, pero es jodidamente precioso.

¿Es Shenmue 3 algo capaz de competir con los triple A del momento? Por descontado que no, pero es que eso es algo que bastaba con tener más de dos neuronas vivas para saber. Basta con un mínimo de interés por informarse de las cosas, algo que pocos han demostrado a pesar de no dudar ni por un instante en correr a colgarse la medallita de “fan”. Ahora, ¿merece este baño de odio? Por supuesto que no.

Me cuesta horrores entender cómo una persona pueda pagar por adelantado un juego para después sentirse decepcionado porque dicho juego es justo lo que debía ser. Es decir, no hablo de backers que ilusamente se esperasen un triple A y se hayan encontrado con un indie, sino de aquellos a los que les ha decepcionado es que Shenmue 3 sea Shenmue 3, con críticas del palo “es que solo vas por ahí hablando con gente”, o “es que se juega como los dos primeros”. ¿A qué Shenmue has jugado tú, criatura? Porque ese en el que un tipo con camisa hawaiana robaba coches en una ciudad, era otro juego distinto de tu preciada, bendita, y añorada infancia… Tal vez deberías aprenderte los nombres de los juegos antes de pedirlos.

Tenemos lo que Yu Suzuki prometió, lo que querían los fans (nótese que aquí no hay comillas), la continuación de la historia, y que a ser posible, dicha historia no estuviese comprimida y rusheada para meterla en un solo juego con el fin de “quitarse el muerto de encima”. Shenmue 3 no termina la historia, afortunadamente. Es justo lo que se proponía que fuese en su momento, un capítulo más que fuese avanzando la historia. Si, yo soy el primero que es consciente de que esto puede suponer no llegar a ver nunca la historia completa. Pero a día de hoy lo prefiero antes de que acabe deprisa y corriendo de mala manera.

Además Sega está presente, la compañía no se ha olvidado de que la franquicia es suya, y a pesar de que la gente le ha vuelto a demostrar una vez más que no quiere Shenmue, ellos han cedido más licencias aparte de la de Shenmue. Si, es menos de lo que teníamos en los anteriores, pero al menos no han tenido reparos en cederle a Yu Suzuki la música de After Burner para que la escuchemos mientras cortamos leña (por poner un ejemplo).

¿Picará Froggy?

Por no mencionar el esfuerzo de reeditar los dos anteriores a pesar de saber perfectamente que iban a vender menos que un barco hecho de azúcar, algo que por supuesto le confirmamos una vez más como usuarios. Y no, no sirve la excusita barata del “es que no salió en castellano”, porque vendió igual de mal en países donde si llegó traducido a su respectivo idioma. Por cierto, Shenmue 3 ha venido en castellano y ya veis de qué le está sirviendo…

Y así la historia se vuelve a repetir, una vez más solo pasamos por caja los cuatro de siempre, mientras que el resto esconde el carnet de “fan de Shenmue” que compraron a un señor de Ebay que vendía juegos de culto (algunos ni eso). ¿Dónde están ahora los del “Save Shenmue”? ¿Dónde están las legiones enfervorecidas que gritaban su nombre cada vez que se acercaba alguna feria tipo E3? ¿Dónde están los que durante años le han dado el coñazo a Yu Suzuki para que lo hiciese?

Tenemos la saga entera reeditada en PS4, y muy probablemente llegue también el 3 a One (o a su sucesora), algo totalmente impensable hace unos años. Y sin embargo ya veis como se han ido cumpliendo una por una todas las profecías poco halagüeñas sobre la reacción del público ante el regreso de Shenmue. Tal vez vaya siendo hora de plantearse si en la industria del videojuego hay un mínimo de seriedad por parte de los usuarios, o tan solo ejércitos de “gamers” pidiendo que saquen cosas para después quejarse de ellas cuando las hacen. ¿Madurez? ¿Responsabilidad? ¿Coherencia? Son cosas que cada vez brillan más por su ausencia en este mundillo.

¿Y a todo esto que pasa con Shenmue? ¿Volverá a la tumba otros 20 años hasta que un nuevo ejército de posers exija su regreso? Pues esperemos que no, porque al fin y al cabo el propio Yu Suzuki ya parecía contar con todo esto, y él continúa con sus planes para seguir la saga con Shenmue 4. Ahora solo hace falta encontrar financiación, la cual podría llegar una vez más por parte de fans sin comillas, de Sony (o cualquier otra interesada en la exclusiva), o quien sabe… Tal vez incluso de la propia Sega, porque al fin y al cabo no ha sido un proyecto demasiado costoso para lo que es.

Los sueños a veces se cumplen.

Eso si, en caso de que tengamos Shenmue 4, esperemos que esta vez la gente haya aprendido que si la serie se continua va a ser a base de juegos indie de bajo presupuesto que se limiten a seguir la historia y a mantener las bases de la saga. El que se espere un sandbox triple A que vaya reservando Gran Theft Auto 6 y nos deje a los demás jugar a lo que nos dé la gana, aunque sea a un pequeño indie de una serie venida a menos por sus propias circunstancias, algo que los fans sin comillas entendemos y aceptamos.

Para terminar, si sois de los que con todo esto aún dudan sobre si acercarse a Shenmue o no, os digo que la reedición con los dos primeros está ahora tirada de precio, y que os vais a llevar a casa dos juegos enormes que os van a dar montones de horas. Eso si, echadle paciencia, porque Shenmue tarda un poco en enganchar y tiene 20 años a sus espaldas. Si os gustan los dos primeros, os gustará el tercero, porque es justo lo que pone en la caja del juego: “Shenmue 3”.

Las opiniones vertidas en esta columna son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de Sonic Paradise.

Podcast - La hora del erizo #143 - Con una beta bajo un brazo y un erizo bajo el otro

Ahora sabemos la verdad de Michael Jackson


Volvemos una vez más con un nuevo episodio de "La Hora del Erizo", el podcast de Sonic Paradise.


¡Menudo mes hemos tenido! El trailer con el rediseño de Sonic para la película, el mes de Sonic con todos los prototipos que Hidden Palace ha liberado sobre los juegos clásicos y en especial, esa beta de Sonic 3 que revela por fin la verdad sobre la música de Michael Jackson en Sonic 3.

¡Todo eso y mucho más en La Hora del Erizo, el podcast de Sonic Paradise!

Con Jack Wallace, Ash The Dragon, RACCAR, Nirmugen y Alpha 3.

Podéis encontrarnos en en las redes sociales:
Twitter
Facebook
Instagram
Nuestro perfil en Ivoox
Nuestro canal de youtube
Spotify

y en nuestros perfiles personales:
Ash the dragon
RACCAR
Jack Wallace
Nirmugen
Alpha 3


Encuentra este podcast también en
Canal de Youtube de Ash y RACCAR


Visitalos!
Canal de Youtube de Jack Wallace


Opción en video:


Opción solo audio:

Opinión: Así sí.


Adiós al E.T. peludo azul

Al igual que Thanos, el tema de hoy era inevitable: El rediseño de Sonic para la nueva película. La “bestia de los dientes humanoides” volvió a su planeta cual perro Poochie, y ahora por fin volvemos a tener una película de Sonic en el horizonte. Y ojo, porque parecen haber cambiado más cosas además del aspecto de Sonic, aunque de esos cambios probablemente aun tardaremos en enterarnos.

Poco a poco la teoría de la conspiración se desvanece, especialmente tras lo que dijo Tyson Hesse al respecto. Si bien todavía queda el remanente de que se sabe que en Paramount eran plenamente conscientes de que el diseño que vimos en el primer tráiler no iba a gustar, pues así se lo había hecho saber todo aquel que lo había visto (empezando por la propia Sega). Esto nos lleva a preguntarnos por qué decidieron seguir adelante con él, pero en cualquier caso, la reacción masiva del público ante el primer tráiler clamaba justicia para el erizo, y hubiese algo detrás o no, había que hacer cambios.

Y se han hecho, vaya si se han hecho. O al menos así se intuye con este nuevo tráiler, pues todavía habrá que ver la película entera para evaluar convenientemente. Pero lo que ya es un hecho es que Sonic luce un aspecto muchísimo mejor, y sin tener que ser necesariamente igual que el de los juegos, basta con que ahora resulte como mínimo agradable a la vista.

“¿Miau?”

Está bien que la película tenga “su propio Sonic”, y más tratándose de imagen real. Pero eso no justificaba que el diseño anterior fuese tan monstruosamente feo, una fuente de memes y burlas que le habría hecho flaco favor a la imagen de la franquicia. Este nuevo diseño será capaz por si solo de vender millones de peluches, pues no serán pocos los que querrán achuchar a ese adorable (y gamberro) bichito azul de la pantalla.

Además ahora tenemos un diseño mucho más acorde con lo que parece ser el resto de la película, donde parecen haberse tomado referencias de todas las épocas del erizo. Desde el estilo “Bart Simpson” de los 90 con su toque bobalicón a lo “Sega of America”, al Sonic capaz de darlo todo por sus amigos de la era moderna, sin olvidarnos del Sonic bromista de Sonic Boom.

En este nuevo diseño también vemos una mezcla de conceptos acorde con esta combinación que forma su personalidad, así por ejemplo nos encontramos un Sonic de color azul claro y más rechoncho/cabezón como el clásico, pero con los ojos verdes y verborrea del moderno. Sumémosle a esto las púas despeinadas y menos “plásticas” junto con los brazos azules de Sonic Boom y voila, ya tenemos al Sonic ideal para una película que algunos llevamos casi 30 años esperando.

Como lo del Ecce Homo pero al revés.

Y todo esto añadiendo además elementos propios para identificarlo con la película, como los ojos separados, que por cierto debo decir que no le quedan nada mal. De hecho siempre me he preguntado cómo no se hizo esto ya cuando se le rediseñó para Sonic Adventure, porque si bien los “ojos unidos” podían quedar bien en diseños 2D, en 3D queda cuanto menos extraño. Además, Sonic es de los pocos personajes “uniojo” dentro de su propio universo, ya que por ejemplo Tails o Knuckles siempre los tuvieron separados.

Esta separación de ojos más sutil encaja bien con el diseño habitual del personaje, y evita la grima que daría pensar en un Sonic realista con un único globo ocular con dos pupilas. Esto parece ser algo que siempre tuvieron claro en Paramount, pero claro, ahora está bien hecho, y no como antes cuando Sonic tenía los ojos demasiados pequeños y separados.

Prácticamente lo único que queda del diseño original son esto ojos divididos (con muchísimo más acierto), y las púas individuales de aspecto más realista. Se acabaron las “patas de pollo”, las macilentas manos pintadas de blanco, las zapatillas sin raya blanca ni calcetines, y los dientes que provocaban pesadillas.

(inserte aquí meme del Capitán América entendiendo referencias)

Si verdaderamente no tenían nada de esto planeado, y han sido capaces de hacer todos estos cambios en apenas unos meses, entonces es como para quitarse el sombrero con el trabajo realizado por los equipos de Paramount. Sin olvidarnos de que ahora por fin se ha escuchado a Sega, la cual parece sentirse ahora más orgullosa del proyecto fruto de que la hayan dejado involucrarse. También hay que aplaudir (una vez más) a Tyson Hesse, que ha sabido hacer bien de puente entre lo que deseaban los fans, y los mandamases de Paramount.

Gracias sean dadas a todo el que haya sido responsable en esta descomunal mejora, un cambio que hará que muchos se tomen ahora en serio la idea de ir al cine a ver la película, y que los que íbamos a ir simplemente por ver a Jim Carrey, ahora tengamos otra razón más. Por cierto, hablando del amigo Jim, en este tráiler sigue luciendo de escándalo como Eggman. Y si bien es cierto que la atención esta vez se la ha llevado el erizo (como bromeaba el propio Carrey en su Twitter), este nuevo tráiler también aumenta el hype por verle haciendo de Eggman (con bailecito incluido).

La reacción a este cambio ha sido tan masiva y descomunal como lo fue con el primer tráiler, pero esta vez de manera positiva. Tal tsunami de alabanzas puede hacerle mucho bien a la taquilla, y esta vez por razones buenas, y no porque la gente vaya al cine para burlarse de semejante esperpento. Si, nunca faltan los de siempre quejándose, esos están siempre ahí como un incesante y molesto chirrido de fondo. Pero esta vez han quedado tan eclipsados que casi ni se intuía su presencia. Que les den… una entrada para que puedan ver la película antes de juzgar.

Green Hill también se dejó ver en el tráiler.

En cuanto a los fans, tenemos motivos de sobra para estar contentos. No solo porque ahora la película luzca muchísimo mejor, sino también porque con todo esto se está hablando más que nunca de Sonic, y al final ha acabado resultando ser para algo positivo. El erizo está más presente que nunca, tanto con su pasado (con la jugosa ristra de betas que se acaban de liberar), como en su etapa moderna (viene Sonic X a Netflix, y estad seguros que es por el bombo de la película), e incluso con sus nuevos juegos de este año, como son Team Sonic Racing o el recién estrenado Mario & Sonic.

Parece que estamos viviendo buenos momentos para el erizo, y lo mejor es que auguran tiempos aún mejores. Que nadie se baje del barco, porque lo que se nos viene ahora tiene muy buen aspecto.

Las opiniones vertidas en esta columna son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de Sonic Paradise.